Pasión y amor, las claves de sus éxitos
Tres de las cuatro hermanas, quienes se han formado bajo la tutela de sus padres y entrenadores, y han sabido poner en alto el nombre de su familia, forjando generaciones de grandes deportistas y ciudadanos. Cortesía

Bien dicen que las buenas costumbres se heredan de generación en generación, y no solo en el tema de la genética sino también en el quehacer cotidiano. Ejemplo de ello es la familia Anzueto Moguel, que en las más recientes semanas ha estado en la charla de toda la familia tuxtleca, chiapaneca y mexicana, luego de que el pasado 4 julio fueron condecoradas con la medalla al mérito ciudadano General Joaquín Miguel Gutiérrez. Agradecida por tal distinción, la cabeza de este gran proyecto familiar y deportivo, la profesora Amanda Moguel, se dijo sorprendida pero muy contenta y emocionada por ser distinguida con el galardón. “Uno nunca se imagina poder obtener este tipo de reconocimiento. Afortunadamente, el trabajo que se ha hecho a lo largo de muchos años ha rendido frutos, no solo en el ámbito deportivo sino en el civil. A partir de ahora nuestra responsabilidad crece mucho más, pues no solo formamos a deportistas sino a seres humanos, y qué mejor formación que a través del deporte, y la Natación específicamente”, expresó.