Apoyándose con un cinturón colgado del techo y haciendo uso de su propia fuerza, un exorcismo se hace presente en el cine nacional. Arantza Ruiz (Señora Acero y La querida del Centauro) aprovechó su habilidad de bailarina para darle vida a su personaje en La marca del demonio, que estrenará en Netflix en fecha por definir.

En el filme, la joven es poseída por un ente, mientras que un sacerdote interpretado por el español Eduardo Noriega (El espinazo del diablo) quiere hacer pacto con un ser diabólico.

“Nos basamos mucho en la corporalidad, aprovechamos que soy bailarina y hay varios efectos. En ‘El exorcista’, por ejemplo, se ve como el personaje es subido con una tabla y eso no nos gustaba, entonces me amarraron al techo y cuando me contaban (para exorcizar) yo me encorvaba, todo era fuerza gracias a la danza”, explica.

“No es un exorcismo católico, viene de la literatura gótica. Me han dicho que va a formar parte de Netflix, no tengo cuando será la fecha de estreno, pero ojalá sea pronto”, añade Ruiz.

La marca del demonio fue filmada en 2017 llevando en el elenco, entre otros, a Lumi Cavazos (Como agua para chocolate) como mamá del personaje de Arantza, y a Omar Fierro. Fue dirigida inicialmente por Armando Casas (Un mundo raro), siendo terminada por Diego Cohen (Perdidos), también productor.

La marca del demonio es el segundo filme de Arantza dentro del género del terror y horror, el primero fue Romina, del mismo Cohen. El largometraje sobre un grupo de jóvenes que va muriendo en medio de un bosque, también estrenó en Netflix el año pasado.