La cantante Janney Marín Rivera, mejor conocida como Chiquis Rivera, rompió en llanto cuando escuchó por primera vez la canción “Aparentemente bien”, interpretada por su mamá Jenni Rivera.

El tema fue estrenado el pasado 2 de julio (día en que Jenni hubiera cumplido 50 años), pero Chiquis ya lo había conocido un mes antes. “Yo cuando la escuché no podía parar de llorar porque pensé ‘¿la grabó cuando no estábamos hablando, cuando no estábamos bien?’”, relata la intérprete.

“Ella se siente y se escucha su voz que hay un dolor profundo, como que se está desahogando, está llorando”. En ese momento “Chiquis” se cuestionó si la canción se la estaban cantando a ella. “Me pasaron tantas cosas por la mente pero se siente muy bonito saber que mi mamá sigue viviendo y nos dejó estas canciones y va a seguir viviendo a través de su música”.

Luego de su boda con Lorenzo Méndez la intérprete del regional mexicano está promocionando su nuevo sencillo “Anímate y verás”.

Proveniente de una familia de músicos, Chiquis dice que así como solo hubo un Juan Gabriel y un Joan Sebastián nunca habrá otra mujer como Jenni Rivera. A casi siete años de su muerte, todavía se apoya en sus enseñanzas pues aprendió lo difícil qué era el negocio para una mujer; comparte que ser hija de un ícono de regional mexicano no es una carga.

“Que me digan ‘hija de…’ no me molesta para nada, estoy haciendo lo posible para que la gente vea que soy Chiquis y traigo algo diferente, estamos en el mismo género pero tenemos diferentes historias. Para mí la verdad no me pesa, ha sido difícil porque nos comparan y las críticas pero no lo cambiaría, es mi madre y me enseñó tanto”, señaló.