Por una noche, Ernesto D’Alessio dejó de lado sus labores políticas para regresar a sus raíces: la música en la que comenzó hace 23 años y el Lunario del Auditorio Nacional fue el lugar en el que quiso celebrar.

Rodeado de amigos, familia y sobre todo fans, el cantante y actor llegó al recinto cercano a Paseo de la Reforma para demostrar que aunque actualmente es Diputado del Congreso por el estado de Nuevo León por el partido Encuentro Social, no abandonará la música.

El hijo de Lupita D’Alessio salió al escenario poco antes de las 22:00 horas mientras su público lo aclamaba y quería escuchar los temas de su reciente disco El uno para el otro.

El show, que duró poco más de 90 minutos, fue un recorrido por aquellas canciones que ha logrado posicionar entre sus fans pero también aquellas otras que lo han inspirado y que van desde Joan Sebastian hasta su madre Lupita D’Alessio.

El cantante apareció enfundado en un traje negro y camisa blanca para arrancar la velada al ritmo de “Con el alma en un cajón”, tema que se desprende de su disco debut del mismo nombre de 1998.

Al concierto acudieron fans de D’Alessio desde hace más de dos décadas, así como aquellos que lo descubrieron con el teatro musical, a los que el intérprete complació con baladas, canciones rancheras, éxitos de los 80 y temas de sus trayectoria que hicieron vibrar al Lunario.

Uno de los primeros covers que entonó Ernesto fue “Secreto de amor” de Joan Sebastian, que fue coreado por los presentes, entre gritos y aplausos.

También se dio el tiempo para rendir homenaje a uno de sus ídolos: Juan Gabriel, de quien interpretó muy a su estilo los clásicos “Te lo pido por favor” e “Inocente pobre amiga”.