Geraldine Bazán tiene una razón muy poderosa para estar alejada de la actuación. La actriz no se ha involucrado en más proyectos desde que terminó las series 100 días para enamorarnos, Bocetos, así como la película Mixtape y tiene que ver con su vida personal.

La actriz contó que el motivo por el que no ha vuelto a actuar se llama Elissa Marie, su hija mayor.

“Por ella soy madre, asistente, fotógrafa, maquillista, porrista, vestuarista. El orgullo de una mamá es difícil de explicar, y más allá de cualquier cosa, viéndola como actriz estoy muy orgullosa de ella”, aseguró Geraldine.

La actriz comentó que por el momento no tiene ninguna intención de volver a trabajar ante una cámara y eso será por un largo tiempo.