Este miércoles Gustavo Adolfo Infante acudió a la Fiscalía de la Ciudad de México para ratificar su denuncia penal en contra de Enrique Guzmán y que se le vincule a proceso, como declaró su abogado, Alonso Beceiro.

“Lo que vino a hacer es ratificar la denuncia por falsedad para que se continúe la investigación en contra del señor Guzmán por lo que manifestó en la carpeta de investigación que él empezó. Sabemos que lo que él manifestó es falso, que nunca hubo ningún acto de discriminación, simplemente hizo una entrevista con un tercero”, comentó a las afueras de la Fiscalía.

A raíz de la entrevista que Enrique Guzmán le hizo a Frida Sofía, en la que esta habló del abuso que sufrió de parte de su abuelo en la infancia, el cantante emprendió acciones legales en contra del periodista “por su probable participación en hechos con apariencia de delito de discriminación”, por lo que este también inició un proceso contra Guzmán.

“Nosotros lo que vamos a buscar es que se le vincule a proceso por el delito de falsedad y amenazas. Nosotros sí podemos demostrarlo porque hay un video donde amenaza, donde él sí lleva actos de discriminación, y basta con el solo video de prueba para que se solicite la vinculación a proceso del señor; en su caso, un juez primero de control y ya después un juez del proceso (será el que) determine si será sancionado penalmente y con qué tipo de pena”, agregó el abogado.

Sobre la supuesta demanda que entablaría en su contra la misma Alejandra Guzmán, madre de Frida Sofía, Gustavo contó que hubo una situación extraña, pues una persona se presentó en donde labora, pero no pudo platicar con ella. “Fíjate que estaba yo al aire cuando me llegó una persona del juzgado que me estaba buscando. Le dije que estaba al aire que me esperara si quería, y me dijo que no me podía esperar y me mandó un mensaje que decía que era el actuario que estaba allí del Juzgado 38. Yo pensé que sí me estaba buscando y entiendo que se hizo una búsqueda y no encontraron nada”, relató.

Al respecto dijo que desconoce si esto podría ser tomado como una intimidación, ya que fue un hecho aislado del que ya no encontraron rastro. “No te sé decir, me gustaría decirte que sí o que no”, señala. Durante el tiempo que estuvo en la Fiscalía, Gustavo dijo que él solamente firmó los documentos que le señalaba su abogado, y deseó poner fin a esta situación por todo lo innecesario que le parece el proceso. “(Espero) que se haga justicia en el asunto de Frida Sofía”, declaró.