En el principado de Mónaco, los amores fugaces han ido y venido en la vida de los tres herederos de Raniero III de Mónaco y Grace Kelly, pero es quizá Alberto II de Mónaco quien se ha visto en más aprietos por los hijos que tuvo antes de unir su vida con Charlenne, madre de sus mellizos Gabriela y Jaime.

La próxima Navidad del príncipe Alberto podría ser distinta debido a una carta que le llegó en estos días, en la que una supuesta hija de 15 años, de origen brasileño, le suplica la reconozca y pase con ella los días festivos de diciembre.

Lo mismo ocurrió con Jazmine Grace, a quien Alberto tuvo de una aventura con Tamara Rotolo, y Alexander, también hijo de la aeromoza Nicole Costa, quienes llevaron a los tribunales el soberano monaguesco para que se realizara una prueba de ADN y aceptara su paternidad.

En esta ocasión, la joven de 15 años y cuyo nombre aún no se ha hecho público, sería la tercera hija ilegítima del príncipe Alberto II de Mónaco. De acuerdo con el diario “Bunte”, la mamá y el soberano se conocieron en 2004 en una discoteque en Brasil y estuvieron juntos durante varias semanas, incluso, la presunta examante asegura que el royal estuvo al tanto del embarazo y nacimiento de la pequeña.

Luego de algunos intentos de la madre por la vía legal y tras ser rechazada por los abogados del príncipe, la mujer que ahora vive en Italia presentó una demanda de paternidad en Milán y el juicio iniciará en febrero de 2021 para que el soberano se realice una prueba forma de ADN.

Mientras esto ocurre, la posible hija del príncipe Alberto decidió enviarte una carta a su presunto papá biológico en cuyo contenido, se cree, le pide se haga cargo de ella, pero a diferencia de las otras ocasiones, el hermano de Carolina y Estefanía de Mónaco no ha dicho ninguna palabra y, por lo que se ve, dejará que el juicio tome su camino.