El amor y el odio que puede existir en una pareja puede desatar situaciones hilarantes y también de reflexión, tal y como sucede en la puesta en escena Ella en mi cabeza, que develó hace unos días placa por fin de temporada en el escenario de La Teatrería, aunque la última función será el 25 de agosto.

“Es una comedia que tiene un final un poco trágico pero la gente se la pasa muy bien, porque es una obra muy ágil, inteligente y con mucha profundidad”, explicó María Aura, quien forma parte del elenco.

En una noche de insomnio Adrián (Roberto Duarte) le da vueltas en su cabeza sobre la relación que tiene Laura (María Aura), para lo cual invoca a la figura de su terapeuta (Luis Gatica) quien lo ayudará a desentrañar la tóxica relación que mantienen, por lo que se dará cuenta que no puede vivir con ella, pero tampoco vivir sin ella.

“Es un tema con el que todos nos identificamos. Lo que realmente sucede en esta historia es que no se están comunicando bien, porque son dos personajes que se aman y quieren estar juntos, como le pasa a muchas parejas”, señaló.

Al ser planteando a través de la comedia, el mensaje es más digerible para el público. “Por eso la gente se ríe tanto, se identifica en la manera que nos hablamos y nos tratamos los personajes, así puede sacar sus propias culpas, sus propios corajes a través de nosotros, todos tenemos días malos y días buenos y de eso se trata de esto”, añadió.

María Aura señaló que los tres actores han hecho una gran amistad. “Incluido el director que es Luis Eduardo Reyes, cada ensayo era como una clase de cine, de historia, una de actuación, él sabía exactamente lo que quería y nos llevó ahí, logrando una obra muy disfrutable y de diversión”, indicó.