Laura G vivió momentos incómodos la noche del sábado cuando estuvo al frente de la conducción de La Academia, ya que cuando se encontraba con Andrés no pudo evitar tocarlo y darle muestras de cariño. Para colmo, al finalizar su presentación, este la abrazó, y al momento de separarse, a ella se le atoró un arete en la camisa del alumno.

La regiomontana no pudo ocultar su incomodidad, ya que al principio cerró los ojos al sentir el jalón de oreja, pero después de algunos segundos pudo zafarse.