LIBRO

Nos encontramos en la Inglaterra del año 1764. Jeremy Proctor es un adolescente de trece años que acaba de quedar huérfano de padre y madre debido a la acción conjunta de la enfermedad y de la intolerancia religiosa.

Su deambular lo conduce hasta Londres, la gran metrópolis capaz de echar a perder incluso al más juicioso de los jóvenes ingenuos que lleguen a ella. Allí Jeremy se verá envuelto en un lío que dará con sus huesos ante el juez de instrucción. Este juez es John Fielding, ciego y con un extremado concepto de la justicia, y tras darse cuenta de la inocencia del joven Jeremy, lo va a poner bajo su protección.

Cuando un importante lord residente en la capital inglesa aparezca muerto en la biblioteca de su casa, cerrada por dentro, el juez Fielding tendrá que poner en marcha todos sus recursos para tratar de aclarar quién es el asesino del aristócrata. Y lo hará ayudado por el joven Jeremy Proctor, narrador de esta historia, quien se convierte en los ojos de su protector.