Dos historias de Taibo II salen a la luz
El escritor Paco Ignacio Taibo. Cortesía

En el archivo del escritor Paco Ignacio Taibo II hay, por lo menos, una docena de historias por contar. Hay cientos de notas tomadas por aquí y por allá. Hay una investigación rigurosa de cada tema que le interesa o que llama su atención.

Existe un cuento de ciencia ficción que lleva alrededor de diez años queriendo ver la luz. No hay prisa. Cada personaje, cada historia aguarda su turno. Todo ha salido en su momento.

Así fue con El olor de las magnolias, una novela que aborda la historia de unos campesinos italianos en Veracruz al final de la dictadura porfirista. Y con La libertad, la bicicleta, en la que retrata un periodo en la vida de su padre, Paco Ignacio Taibo I, como joven periodista deportivo, cuando escribía crónicas de ciclismo en pleno franquismo.

La época de campaña ya ha quedado atrás. Fueron tiempos vertiginosos. Estuvo envuelto en dos polémicas importantes: sus comentarios sobre Alfonso Romo, y cuando se le acusó de llamar a la expropiación de bienes privados. Pero la escritura, asegura, libera.

Ahora está entusiasmado con los dos libros que se han publicado en una misma edición de editorial Planeta. Y sobre las controversias escribió un largo texto en La Jornada.

Hoy, dice, el tema está zanjado: “Esa etapa ya se cerró. Habrá otras polémicas, pero espero que sean sobre hechos concretos. O sea, ya no lo que se vio en algunos medios, en donde sacaron de contexto las declaraciones mías para confrontarlas con Andrés Manuel López Obrador. Esa guerra sucia terminó y ellos perdieron. ¿Qué vamos a hacer con la reforma educativa? Vamos a discutir. Algunos pensarán que hay que seguir tal camino, otros pensaremos que hay otro camino y vamos a discutirlo en público. En principio, reitero lo que escribí: pleno apoyo al gobierno de Andrés y de Claudia Sheinbaum, pero tengo mi derecho a tener visión crítica”.