Carmen Aub no tiene problema de mostrarle al público las cicatrices que tiene en los senos, para la actriz es un recordatorio, como un mapa que le revela el camino que ha tenido que pasar para quererse a sí misma.

Hace nueve meses, Aub decidió retirarse los implantes de senos, un proceso que no fue fácil pero que actualmente la hace sentir muy plena y feliz. En octubre de 2020, la protagonista de El Señor de los Cielos dio a conocer, a través de un video, que por motivos de salud y prevenir posibles trastornos que provocan los implantes, decidió retirárselos después de 10 años. Reconoció que aunque en el momento que se los puso se sintió muy segura, un arduo trabajo interno la llevó a decidir quitárselos.

“Me puse implantes de seno, no me arrepiento, me encantaron, me dieron muchísima seguridad, sobre todo en el medio que me desenvuelvo. Estoy lista para las críticas y para las palabras de aliento”, expresó entonces.

En su cuenta de Instagram publicó una imagen en la que se observan las cicatrices tras la operación. “¿Qué historia cuentan tus cicatrices?”, cuestiona. “Las mías son el mapa que me han llevado a quererme. Qué irónico, ¿no? Normalmente uno quiere quitarse estas ‘imperfecciones’ para aceptarse y a mí más bien me sirven de recordatorio de lo que fui y lo que soy. Son el tatuaje con más significado que tengo y, ¿saben qué?, ¡me encantan! Hace 9 meses cerré un ciclo que vino acompañado de mucho crecimiento mental, espiritual y físico”, escribió.