La actriz Ludwika Paleta rompe el silencio y habla por primera vez del escándalo por el cual atraviesa su esposo Emiliano Salinas, a quien lo han relacionado con secta sexual NXIVM.

“Ha sido un proceso difícil y, bueno, afortunadamente esta situación ya se resolvió en los tribunales de Estados Unidos. Ya se aclaró y a Emiliano no lo llamaron ni a declarar y no lo mencionaron. Estamos tranquilos, contentos de que esto ya se aclaró. Hay un proceso en donde todavía faltan cosas por resolver, pero va bastante bien”, dijo Paleta a los medios de comunicación.

El hijo del expresidente Carlos Salinas de Gortari hace unos meses fue señalado por una testigo protegida, identificada como Nicole, como una de las personas de más confianza para Keith Raniere, líder de la secta NXIVM, involucrándolo de cargos como tráfico sexual, fraude y extorsión, entre otros.

“Ha sido un momento para todos de mucha incertidumbre. Ha sido un momento duro y amargo para nosotros, para todos. Creo que lo más importante es aclarar que tanto yo como Emiliano estamos en contra y repudiamos cualquier acto de violencia y cualquier acto que denigre a cualquier ser humano. Yo creo que eso es importante aclararlo”, indicó la actriz.

Paleta aprovechó las cámaras para dar su versión sobre los comentarios sobre su presunta separación y distanciamiento de Salinas debido a lo que estaban atravesando. “Estamos juntos, estamos fuertes y estamos bien. Yo lo voy a apoyar siempre”, aseveró. Asimismo, reiteró que esa fuerza proviene de la tranquilidad de su conciencia y de la de su esposo, que se encuentra en México.

Se supo que en la secta sexual NXIVM, liderada por Keith Raniere, se marcaba a las mujeres en señal de que eran esclavas, por lo que, a raíz del escándalo, se rumoró que Ludwika también tenía la marca, lo cual ella desmintió.