La diseñadora de moda y empresaria Donatella Versace ofreció disculpas públicas por un error que la firma que preside, Versace, cometió al imprimir en una camiseta los nombres de dos territorios chinos, Hong Kong y Macao, como países y no como provincias que pertenecen al mismo país.

La camiseta de la firma de lujo italiana provocó una serie de críticas y polémicas en redes sociales; algunos usuarios de internet aseguraron que la prenda entraba en un conflicto político, ya que Hong Kong y Macao son regiones administrativas especiales de China, que estuvieron por muchos años bajo el dominio de otros países: Hong Kong bajo de los británicos y Macao, de los portugueses.

Tras este escándalo, Donatella Versace envió un comunicado en el que pidió disculpas a todos los ofendidos, a través de su cuenta de Instagram.

“Lamento profundamente el desafortunado error reciente que cometió nuestra compañía y que actualmente se está discutiendo en varios canales de redes sociales”, escribió. “Nunca quise faltarle el respeto a la soberanía nacional de China y es por eso que quería disculparme personalmente por tal inexactitud y por cualquier angustia que pudiera haber causado”.