Con el propósito de robustecer las medidas de seguridad, el Banxico dio a conocer nuevas medidas para las instituciones de crédito y empresas que presten el servicio profesional de transferencias de fondos, mediante el Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios (SPEI).

Los cambios en las disposiciones aplicables a los participantes en el SPEI son en materia de mitigación de riesgos.

Lo anterior, con el fin de garantizar el buen funcionamiento de los sistemas de pagos y el desarrollo del sistema financiero, así como la protección de los intereses del público.

La disposición está dirigida a los bancos y otras empresas que presten el servicio , a los participantes de los sistemas de pagos administrados por Banxico, y a los demás interesados en actuar con el carácter de participante en dichos sistemas.

Recomiendan a los bancos o entidades financieras que realicen transferencias o traspasos de fondos a favor de sus clientes, por cantidades iguales o superiores a 50 mil pesos.