La transferencia de la Policía Federal a la Guardia Nacional no contempla ofrecer en adopción ni sacrificar a ningún ejemplar de la Unidad Canina adscrita a la División de Fuerzas Federales, aclaró la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC).

Su valioso apoyo constituye un gran aporte a la seguridad de los mexicanos, aseguró la dependencia.

Indicó que la Unidad Canina ha contribuido en importantes aseguramientos y acciones en la prevención de delitos, además de auxiliar a la población en caso de desastres.

La dependencia recordó que la Unidad Canina cuenta actualmente con 136 ejemplares de diferentes razas; hasta el momento ha jubilado a 71 canes que apoyaron en servicios de seguridad y vigilancia en aeropuertos, carreteras e instalaciones estratégicas, así como en la búsqueda y rescate de víctimas en emergencias.

Hace una semana la Policía Federal realizó una ceremonia de retiro de 28 oficiales, que como reconocimiento a su labor recibieron una moña y se les retiró las pecheras, acto simbólico con el cual dejaron de formar parte de la institución.

Fueron entregados a familias que les brinden compañía, cuidados y tranquilidad; las personas que se harán cargo de los animales fueron elegidas luego de un riguroso análisis, informó la SSPC.

Los ejemplares son entrenados con estándares internacionales para la detección de narcóticos, papel moneda, armas de fuego, explosivos, búsqueda y rescate, así como de restos humanos.

La Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana afirmó que la Policía Federal no sólo ha mostrado un compromiso durante la vida efectiva de los perros, sino que ha sido de las instituciones pioneras en ofrecer una jubilación y reconocimiento para los canes.