Casa Ye Gon se vendió en 102 mdp
De los 25 lotes que conformaron la subasta, el SAE logró vender cinco, con los que recaudó 125.8 millones de pesos. El Universal

El Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE) vendió en 102 millones de pesos la casa del empresario chino Zhenli Ye Gon, acusado de “lavado” de dinero y tráfico de drogas.

Durante la cuarta subasta del Gobierno Federal, la casa ubicada en las Lomas de Chapultepec cuyo precio de salida era de 95.4 millones de pesos, fue obtenida por un comprador vía telefónica quien disputó el inmueble con otros interesados durante aproximadamente 10 minutos.

De acuerdo con el director del SAE, Ricardo Rodríguez Vargas, se esperaba que la casa fuera vendida en un máximo de 120 millones de pesos y la cantidad obtenida por ella se destinará a 544 becas a deportistas.

La subasta se conformó de 25 lotes y 33 personas compraron las bases; Rodríguez Vargas afirmó que aproximadamente siete de ellos se registraron para comprar la casa de Zhenli Ye Gon.

Recaudan 125.8 mdp

De los 25 lotes que conformaron la subasta de ayer en el Complejo Cultural de Los Pinos, el Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE) logró vender cinco, con los que recaudó 125.8 millones de pesos aproximadamente.

Entre ellos está la casa del empresario chino-mexicano Zhenli Ye Gon, cuya venta causó expectativa entre los asistentes pues de las 33 personas que adquirieron las bases para participar, aproximadamente siete se registraron sólo para comprar la casa.

Aunque la identidad del comprador final de la residencia de las Lomas permaneció confidencial porque participó vía telefónica en la subasta, la de su principal contrincante en la puja sí se pudo conocer.

Se trató de Alfonso Aguilar, quien llegó a ofrecer hasta 100 millones de pesos por el inmueble que finalmente fue vendido en 102 millones al comprador anónimo.

Por último, Aguilar indicó que su interés por la casa era destinarla a alguna de las fundaciones en las que participa, sin embargo, no quiso especificar qué fundaciones son y tampoco a qué se dedica él.