Tres ciudadanos proveniente de Guadalajara, Jalisco, que llegaron a Cancún para capacitar a empleados de una empresa de servicios funerarios, desaparecieron en playas de Isla Blanca, en la zona continental de Isla Mujeres.

El 3 de agosto, Juan Manuel González Verdín, de 44 años; Ari Fernando Chávez Manzano, de 40, y Juan Luis Gómez Robles, de 33, salieron a bordo de dos motocicletas, proveídos con viandas que ellos mismos prepararon para gozar de su día de descanso en Isla Blanca, a la altura de las Cabañas Villas Chenera.

Aproximadamente a las 15:30 horas uno de ellos avisó, vía celular, que estaban por entrar a nadar. Entre las 17:05 y las 17:25 horas de ese mismo día, sus familiares perdieron contacto telefónico con ellos. Ninguno volvió al domicilio en donde se alojaban, ubicado en una colonia popular de Cancún.

La casa era pagada por “Riviera Memorial”, la compañía con sede en Tepic, Nayarit, que abrió una sucursal aquí, hace dos años y los seleccionó junto con otros dos hombres adultos, por su responsabilidad, profesionalismo y experiencia, para venir a trabajar.

Los cinco venían por tres meses para capacitar al personal de la sucursal. Uno de los cinco, Enrique, regresó a Guadalajara por problemas de salud, así que del grupo original se quedaron sólo cuatro. Tres de ellos fueron aquel sábado a la playa, rentaron una palapa ahí, nadaron y, desde entonces, no se sabe más de su paradero.

“Desde que no llegaron a su casa, presentimos que algo estaba mal, porque ellos no son de no avisar, son personas de trabajo y responsables”, indicó Enrique.

Elementos de la Policía Ministerial acudieron a la playa e interrogaron a prestadores de servicios, quienes sólo confirmaron que su hermano y sus otros dos acompañantes estuvieron ahí, el 3 de agosto, pero no dijeron más.

Enrique señala que la empresa no ha sido víctima del llamado “cobro por derecho de piso”, como se conoce a la extorsión por parte de grupos de la delincuencia organizada, por lo que descarta que sea alguna venganza de ese tipo.

Un día después de la desaparición de Juan Manuel, Ari Fernando y Juan Luis, dos ciclistas también desaparecieron, pero en senderos en medio de la selva. Tampoco han sido encontrados.