El paso del coronavirus en México

Las actividades que vuelven en semáforo naranja

La Ciudad de México reabrirá parcialmente a partir de lunes 29 de junio, luego de que las autoridades redujeran el nivel de alerta en la vigilancia epidemiológica por la pandemia de Covid-19.

Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno de la Ciudad de México, anunció a través de un video en sus redes sociales que la ocupación hospitalaria por la epidemia bajó de 65% a 60% en la última semana, por lo que el semáforo pasará de rojo a naranja.

“Vamos a ir abriendo de manera paulatina y con estrictas medidas sanitarias. La pandemia sigue”, advirtió la mandataria.

Esta reapertura estaba prevista inicialmente para el 22 de junio, sin embargo, las tendencias, al terminar la semana del 15 al 19 de junio, no permitieron dar inicio con la “semana de transición hacia el semáforo naranja”, como previamente lo había anunciado la jefa de Gobierno.

El lunes 29 de junio, dijo Sheinbaum, se reanudará el comercio al menudeo con un aforo no mayor al 30%, y con horario restringido de 11:00 de la mañana y hasta 5:00 de la tarde.

Incrementa 50% el número de muertes por Covid-19

Con una ocupación hospitalaria del 64%, el Estado de México pasó una de las semanas más difíciles por el incremento del 50% en el número de decesos por SARS-CoV-2, y por el aumento del 22% en el número de casos de Covid-19.

De acuerdo a datos de la Secretaría de Salud mexiquense, hace una semana sumaban tres mil 504 los habitantes mexiquenses fallecidos por coronavirus, cifra que se incrementó a cinco mil 260 decesos hasta el corte de anoche, lo que implica no sólo un incremento del 50%, sino que cada día murieron 220 personas de esta entidad.

Este domingo la ocupación hospitalaria del Estado de México es del 64% y del 62% en camas de terapia intensiva, informaron autoridades del Estado de México, por lo que hasta este momento se mantiene el semáforo rojo, de máximo contagio en territorio mexiquense.

El número de casos positivos Covid-19 suma 33 mil 153 personas con este virus y, en la última semana, hubo dos días en que el número se incrementó en más de mil personas, con un promedio extraordinario de 739 mexiquenses por día, es decir, 30 cada hora, en un análisis de datos realizado por El Universal.

Ocupación del transporte público, conforme a semáforo

La ocupación de pasajeros en el transporte público del Estado de México debe seguir al 50% mientras permanezca el semáforo epidemiológico en color rojo por Covid-19, informaron autoridades mexiquenses.

El cambio del semáforo epidemiológico de rojo, que es una alerta de máximo riesgo, a naranja, de alto riesgo por coronavirus, y con el reinicio de diversas actividades productivas, las unidades de transporte público de mayor capacidad, como autobuses, deben seguir operando al 50%, respetando la sana distancia.

Martínez Carbajal detalló que será hasta que el semáforo cambie de naranja a amarillo, que es un riesgo intermedio de contagio de Covid-19, cuando los autobuses y camiones articulados de mayor capacidad podrán operar al 75%.

Con semáforo amarillo las vagonetas podrán operar al 100% de su capacidad, mientras que taxis seguirán operando con tres pasajeros como máximo.

En la fase verde o de bajo riesgo, el transporte de alta capacidad podrá operar al 100% de su capacidad, y el resto de las unidades podrán trabajar de manera libre, indicó el secretario de Movilidad del Estado de México.

Juez de Tlaxcala concede suspensión para paciente

Un juez federal en el estado de Tlaxcala concedió una suspensión para que un paciente diagnosticado con Covid-19 reciba unidades de plasma para tratar su padecimiento.

El paciente está internado en el Hospital General del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado de Tlaxcala y su familia acudió a un hospital privado en Puebla para solicitar unidades de plasma a fin de atenderlo.

Para ello, la familia consiguió la autorización de la directora del Hospital General del Issste Tlaxcala, pero la institución privada negó las unidades de plasma al considerar que no tenían la firma de una autoridad sanitaria adecuada.

El juez primero de Distrito en el estado de Tlaxcala concedió la suspensión y ordenó a la clínica particular que libere las unidades de plasma convaleciente que requiere el quejoso.

Por lo consiguiente, requirió a la directora del Hospital General del Issste Tlaxcala que inmediatamente indique a la clínica privada de Puebla toda la información idónea para la liberación del plasma, para corroborar que el paciente necesita de éste y que no existe ninguna imposibilidad para su obtención y aplicación.

A pesar de que la legislación establece que contra omisiones de las autoridades no procede suspensión, el juez destacó que la omisión reclamada pone en riesgo la salud del quejoso, razón por la que sí es posible conceder esta medida para mantener vigente la materia del amparo.