El Gobierno federal “no es fábrica de nuevos ricos”, señaló el presidente Andrés Manuel López Obrador y a quien no le alcance con su sueldo de funcionario público “que le busque en otro lado”.

El mandatario anunció que habrá una “limpia” en el sistema de aduanas del país con la llegada de Ricardo Ahued como administrador general de Aduanas del Servicio de Administración Tributaria (SAT).

“Prevalecía la corrupción, donde organizaciones del crimen organizado tenían el control de puestos aduanales y todo eso se está limpiando”.

Ante la corrupción que denunció en el sistema de aduanas, dijo que la corrupción no empieza de los pueblos y municipios, sino del gobierno; sin embargo, reconoció que hay áreas “donde se necesita avanzar más”.

“Aprovecho para decirles a los servidores públicos que no corran riesgo porque no se va a tolerar la corrupción. El que no quiera vivir con su sueldo o no le alcance, que le busque por otro lado”.

En otro tema, López Obrador llamó la atención al Congreso de la Unión por los temas que mantienen pendientes en la agenda legislativa, pero subrayó que no desea “entrometerse” en los trabajos de otro poder.

En conferencia mencionó que algunos de los temas urgentes para el gobierno que los legisladores han dejado pendientes son la eliminación del fuero a todos los servidores públicos, la revocación de mandato y las leyes secundarias de la reforma educativa.