Expertos a favor y en contra de la reforma eléctrica propuesta por el presidente Andrés Manuel López Obrador chocaron en torno al orden de despacho de la energía en México. Mientras que los defensores de la iniciativa advirtieron que los privados han tenido trato preferencial en esa materia, los opositores afirmaron que no es así.

Durante el foro 3 del parlamento abierto en la materia, denominado “Despacho, mercado eléctrico y contratos legados”, Fabián Vásquez Ramírez, empleado del Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), aseguró que actualmente los contratos no penalizan a las centrales privadas que no suministran energía, y por el contrario, la CFE debe pagar esas pérdidas.

En contraste, Paul Sánchez, investigador energético, sostuvo que del total de los permisos otorgados para despacho energético,”.

Gabriela Reyes, directora de Aprovechamiento Sustentable de la Energía, también defendió la iniciativa presidencial, y recordó que en Estados Unidos la ley permite modificar los contratos con privados periódicamente, mientras que en México la Ley de la Industria Eléctrica protege los derechos adquiridos en la reforma anterior.

En contra, Francisco Bueno, ingeniero hidráulico de la Universidad Politécnica de de Madrid, recordó que la reforma eléctrica pretende incorporar a la Cenace.