Alertan que captura de Ovidio Guzmán no frenará tráfico

Durante la reciente Cumbre de Líderes de América del Norte entre los mandatarios de EE. UU., Joe Biden; de México, Andrés Manuel López Obrador, y el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, se revisaron los temas de mayor impacto para la región.

Para el presidente estadounidense son dos: narcotráfico y la migración, pero específicamente lo que tiene que ver con el fentanilo, que inunda a la Unión Americana.

De acuerdo con información de la Agencia Antidrogas (DEA, por sus siglas en inglés), en 2022 se decomisó el equivalente a 379 millones de dosis.

“Solo lo decomisado podría haber drogado y quizá causado la muerte de toda la población de este país”, señala el abogado y analista Jaime Ortiz desde El Paso, Texas.

“Ahora pensemos en la que no logró decomisar, en la que sí pasó y está siendo consumida todos los días por una gran cantidad de personas. No tenemos idea de cuánto es, sólo sabemos que siguen siendo millones de dosis”, comentó.

Para el DHS esta situación ha incrementado los niveles de seguridad nacional, especialmente tratándose de enfrentar a los cárteles de Sinaloa, Jalisco Nueva Generación y del Golfo, las tres organizaciones responsables del fentanilo que entra a EE. UU.

De acuerdo con la DEA, se presume que estas organizaciones criminales son responsables de más de 60 % del fentanilo en Estados Unidos.

En su encuentro con el presidente López Obrador, Biden puso énfasis en la importancia de que México detenga el paso del fentanilo.

Sin embargo, el analista no se muestra optimista sobre la posibilidad de detener el paso de las drogas a EE. UU., especialmente el fentanilo.

“Es equivalente a pedir a quienes la compran y la consumen, que dejen de hacerlo (…). Y si creen que con la detención de Ovidio [Guzmán, hijo del ‘Chapo’] va a disminuir el tráfico, están muy equivocados. Ovidio es sólo una pieza de quienes toman decisiones [en el Cártel de Sinaloa]”, dio a conocer.

Este grupo criminal, detalla, funciona con mandos horizontales: “Hay varias cabezas al mando; tres o cuatro hermanos de Ovidio que también están involucrados, ‘El Mayo’ Zambada (...) el negocio va a continuar sin problema”.

Asegura que “si de verdad quieren pegarle a algún cártel, el que sea, y en este caso para debilitar el trasiego de fentanilo, tienen que ir y destruir sus laboratorios, el gobierno sabe dónde están; y congelar sus cuentas bancarias. No hay otra manera, pero claro, eso desataría un nivel de violencia muy alto.

“Se necesita mucha planeación, capacidad, decisión y determinación, valores que no existen en el gobierno”.

De acuerdo con la DEA, en promedio, un kilo de fentanilo puro tiene un valor de 30 mil dólares (unos 57 mil pesos mexicanos) en el sur de EE. UU., y alrededor de 14 mil dólares (menos de 27 mil pesos), en el norte de México, antes de cruzar la droga.

Con un kilogramo de fentanilo puro se pueden producir un millón de pastillas, cada una con un gramo de la droga.

“Pero las hay con un gramo y medio y hasta dos gramos, las cuales son mortales”, alerta el analista.

“De pastillas con más de un gramo lo que hacen es sacar tres o cuatro dosis, a veces