Familiares y amigos de Daniela, la joven desaparecida desde mayo, cuyo cuerpo presuntamente se encontró en las inmediaciones del poblado de Parres en la alcaldía Iztapalapa, Ciudad de México, protestaron frente a las instalaciones de la Procuraduría capitalina para exigir justicia.

Durante el evento, una persona que se identificó como tío de la víctima, reveló que ellos identifican plenamente el cadáver.

Señaló que la ropa, así como el trabajo dental que tenía una de las dos osamentas encontradas en ese paraje, corresponde a los de Daniela, sin embargo, detalló que los encargados de la Procuraduría capitalina les dijeron que los resultados reales estarán hasta dentro de 15 días, algo que consideraron “absurdo”, pues hasta el momento no le han notificado nada a la madre, quien desde el día que desapareció “está destrozada”.

“A nosotros no nos han notificado nada, ni siquiera nos dieron acceso a la carpeta de investigación, de todo lo que nos hemos enterado es por los medios de comunicación y eso creo que no es justo.

“El trabajo que han hecho es deficiente, hasta el momento no tiene alguna pista que pueda llevarnos al responsable, por eso exigimos que renuncien si no puede con el trabajo o que designe a personal capacitado, a la madre la revictimizaron aquí desde el primer día”, comentó el presunto tío de Daniela, quien no se identificó.

En contraparte la procuradora local, Ernestina Godoy, dio a conocer que hasta el momento no se tiene la certeza científica de que la osamenta encontrada en Parres, corresponda a Daniela.

“Vamos a esperar los resultados de los periciales, de genética, ADN, cuestiones odontológicas, antropológicas y tardará entre 10 y 15 días. Se encontraron algunas identificaciones y ni una de ellas corresponde”, concluyó la abogada de la ciudad al ser cuestionada al respecto.