Que no defrauden a los atletas

El deporte mexicano debe festejar los resultados de los Juegos Panamericanos. Un hito que debe servir como un importante antecedente para lo que viene, lo realmente trascendente: los Juegos Olímpicos Tokio 2020.

Se dice fácil 136 medallas, pero nunca antes lo había logrado el deporte mexicano. 37 fueron de oro, una marca inigualable en la historia de los Panamericanos para una delegación mexicana, fuera del país. Absurdo sería imputar este éxito a la actual administración de la Conade, así como hubiera sido una inmadurez y falta de respeto haberlo hecho si se hubiera fracasado. Estos atletas llevan años de preparación, no es sólo el trabajo de una persona, es una formación que tiene demasiados años y personas involucradas.

Y pudieron haber sido más si no se hubieran permitido los atropellos de selectivos a “dedazo”, como fue en los clavados, pero es otro tema.

Merecen un premio económico, como lo prometió el presidente López Obrador. Pero todos los que ganaron un metal en Lima, sea individual o por equipos, deben recibir la misma cantidad y no solamente hacer de la entrega de ese estímulo económico un momento político.

Se explica: el Presidente prometió 240 mil pesos a cada uno de los 544 atletas que acudieron a Lima representando a México. Además, un estímulo de 40 mil pesos mensuales a quienes ganaran medalla de oro, 35 mil pesos a la plata y 25 mil pesos al bronce, durante el periodo de Lima 2019 a Tokio 2020: un año. Lo mejor, que sería sin intermediario, por aquello de la desconfianza a algunos presidentes de federación, quienes llevan décadas haciendo lo que quieren.

Ahora bien, el problema radica en los deportes de conjunto. No es lo mismo entregar 25 mil pesos por la medalla de bronce al equipo de softbol y que lo dividan entre 18 jugadores, porque le tocarían mil 470 pesos a cada persona, que darle 25 mil a cada uno. Lo mismo pasaría con el futbol, donde dividir 25 mil pesos entre 18, tocarían mil 388 pesos a cada uno. Ese escenario sería dramático e injusto, vale lo mismo una medalla individual que en equipos. 

Otro ejemplo: no es igual que el equipo de remo, en el que ganaron la plata Rafael Mejía, Angy Canul, Marcos Velázquez y Alexis López, reciba 35 mil pesos para todos y dividirlo, para que les queden ocho mil 750 pesos a cada quien, que los 35 mil íntegros. Y así son varios deportes de conjunto: Natación en relevos, Taekwondo Poomsae mixtos, Pentatlón Moderno en relevos, Ciclismo en velocidad por equipos, Clavados sincronizados 10 y 3 metros, Gimnasia por equipos, dobles y por equipos del Raquetbol, Remo en dobles cortos, dobles en Frontenis, dobles en Pelota Vasca, dobles en Boliche, Canotaje K4, dobles en el Squash, relevos 4x100 en Natación, Tiro con Arco recurvo por equipos.

Los 102 millones de pesos en lo que se vendió la casa del chino corrupto Zhenli Ye Gon no es dinero suficiente para estos nobles atletas, quienes —pese a todas las grillas y posturas federativas— siguen creyendo en su país y en su instituciones. Ojalá no los defrauden.