La Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) sustituirá en Michoacán los libros de texto gratuitos que produce la Conaliteg por materiales de sus programas alternativos de educación, muchos de los cuales se distribuyen mediante fotocopias.

En Oaxaca, los libros oficiales se utilizan pero como herramientas complementarias a las generadas por la CNTE, no como material prioritario, también distribuido en fotocopias.

En entrevista al término de su reunión con el presidente Andrés Manuel López Obrador, Víctor Manuel Zavala Hurtado, dirigente de la sección 18 de la CNTE en Michoacán, dijo que esa organización ha diseñado programas educativos “completos” que cuentan con libros de texto desde preescolar hasta secundaria; lo que falta es tener materiales suficiente para todas las escuelas.

Mientras se realiza esta gestión con el gobierno estatal y federal que financia los libros de texto, para conseguir recursos para producir más libros de texto alternativos, los niños trabajarán con fotocopias.

“Hasta el momento no hay libros oficiales ni alternativos para el inicio del ciclo escolar. Nunca han sido suficientes, son muy pocos los que tenemos y más bien en las escuelas lo que se ha requerido es la fotocopia para poder tener la reproducción interna en los centros escolares porque no tenemos suficientes libros”, dijo.

Detalló que en su entidad la llegada de los libros de texto gratuitos no es “prioridad”, puesto que desde hace años, en 60% de los planteles públicos los maestros enseñan con sus materiales alternativos y no permiten la entrada de los oficiales producidos por el Estado mexicano.

“Nosotros tenemos un procedimiento que se ha venido trabajando como parte del programa alternativo, tenemos más de seis mil escuelas trabajando con nuestro programa y lo vamos a continuar. El objetivo de la Sección 18 es generalizar que todas las escuelas lleven el programa alternativo. Vamos a mantener nuestro programa alternativo”, dijo.

Mientras tanto en Oaxaca, donde opera la Sección 22 de la CNTE, no se considera “prioridad” trabajar con los libros de texto gratuitos que produce la Conaliteg desde hace 60 años, los cuales regularmente llegan hasta el mes de agosto.

“No es una prioridad los libros para nosotros: son materiales auxiliares. Oaxaca tiene su propio esquema, todavía no llegamos a los Libros de texto, pero estamos creando con nuestros propios medios materiales para el trabajo con el programa educativo que tenemos en Oaxaca”.

Se trata de libros de trabajo que los maestros en cada región y población van construyendo.

“No estamos sustituyendo los libros de texto de la Conaliteg. Pudieran ser material adicional, pero no son una prioridad para nosotros. Regularmente nuestros materiales se hacen a través de fotocopias, no tenemos recurso para mandar a imprimirlos”, concluyó.