El sacerdote Luis Esteban “N”, de 32 años, fue vinculado a proceso penal este domingo por su posible responsabilidad en la violación de una niña a la que daba clases de catecismo y por el delito de corrupción de menores.

El cura asignado al templo de Nuestra Señora de la Soledad, anexo a la Presidencia Municipal, presuntamente abusó de la menor cuando la preparaba para su Primera Comunión.

Este domingo, en una audiencia oral privada, que se prolongó por cerca de nueve horas, un juez penal decretó la medida cautelar de prisión preventiva en contra del cura.

El juzgador determinó un plazo de dos meses para el cierre de la investigación y después de ellos seguirían los preparativos hacia un juicio oral.