Capturan a dos delincuentes por secuestro de ganadero

La Fiscalía General del Estado (FGE), a través de la Fiscalía Antisecuestro, logró la detención de dos personas del sexo masculino que de acuerdo con los datos de prueba que obran en la carpeta de investigación son presuntamente responsables del secuestro del ganadero Enrique Herrera San Lucas, ocurrido el 31 de julio de 2019 en el municipio de Palenque.

El 1 de agosto se tuvo conocimiento del secuestro del señor Enrique Herrera San Lucas, propietario del rancho San Enrique, que se ubica en el tramo carretero Villahermosa-Escárcega, Tabasco, por lo que de inmediato personal de manejo de crisis e investigaciones de la Fiscalía Antisecuestro brindó el acompañamiento a los familiares de la víctima.

Estos manifestaron que la víctima fue secuestrada aproximadamente a las 16:00 horas del 31 de julio por personas del sexo masculino que portaban pasamontañas y armas de fuego, subiéndola a su vehículo Liberty Sport de color gris plata con moldura azul, unidad que posteriormente fue localizada en un paraje solitario.

Los secuestradores realizaron llamadas telefónicas a la familia, solicitando la cantidad de 150 mil pesos, los cuales debían de ser entregados el día 2 de agosto a las 12:00 horas.

Del análisis de la información se obtuvo que el hijastro de la víctima, que responde al nombre de Eduardo Enrique “N”, quien lo acompañaba al momento en que ocurrieron los hechos, está vinculado a un grupo delictivo que opera en la región cometiendo asaltos y abigeato.

Los familiares recibieron solo una llamada de negociación, preguntando a los delincuentes por el dinero de rescate y mostrando su mejor disposición de colaborar, sin embargo, el 3 de agosto aproximadamente a las 13:20 horas, se tuvo conocimiento del hallazgo del cadáver de la víctima cerca del poblado Bajadas Grandes (Macuspana, Tabasco) sobre la carretera Villahermosa-Escárcega.

Con los datos de prueba recabados, se tuvo conocimiento de la participación de la persona identificada como Francisco Antonio “N”, vinculado a Eduardo Enrique “N”, hijastro de la víctima.

Asimismo, a través de las diligencias se logró conocer que Eduardo Enrique “N” fue quien planeó llevar a cabo el secuestro, pues la víctima estaba por vender su rancho en la cantidad de cuatro millones de pesos, y habría ofrecido un millón de pesos a Francisco Antonio “N” para que consiguiera gente y llevaran a cabo el ilícito; sin embargo, la operación de la compra-venta se canceló el mismo día del secuestro, determinando quitarle la vida al ganadero debido a que los había reconocido.

Con las pruebas científicas recabadas se llevó a cabo la detención de Eduardo Enrique “N” y Francisco Antonio “N” por su probable participación en este hecho, quedando a disposición del juez de Control de Catazajá, dentro de la Causa Penal 33/2019, por lo que podrían enfrentar una pena de 170 años de prisión.

La Fiscalía General del Estado informó también que tiene plenamente identificados a todos los coautores materiales de este hecho y en breve serán llevados ante la justicia.