A pesar de los avances que se han tenido con la participación de los representantes de comunidades indígenas en la vida política del estado, para 2021 debería haber un mayor número de participación de candidatos de pueblos originarios, consideró Sofía Margarita Sánchez, consejera electoral del IEPC.

“Siendo realistas y en el contexto en que hemos pasado los pasados procesos electorales, es necesario decir que no se ha garantizado la representación política de los pueblos indígenas en la entidad”, agregó.

Margarita Sánchez aseguró que el proceso electoral que se programó para enero del 2021, derivado de la pandemia por Covid-19, debería traer un buen número de candidaturas indígenas, ya que hace falta que se garantice la representación política de los pueblos indígenas.

“Es de reconocerse que existe avance en la participación de las comunidades en los procesos electorales, pero la participación de los candidatos que representan a esta población es pobre, eso es lo que se espera que cambie en 2021”, puntualizó.

Dijo que existe una brecha en el reconocimiento de los derechos político-electorales de las comunidades indígenas y en este sentido, los tribunales electorales tienen la obligación de juzgar con una visión intercultural cuando se presenten violaciones a los derechos políticos de los pueblos indígenas.

En el pasado proceso electoral se registraron inconsistencias en el momento del registro de candidaturas indígenas, y aunque hubo impugnaciones por falsificación de documentos, dos diputados federales, sin ser indigenas, obtuvieron la representación de pueblos originarios.

Aunque está reconocida la participación indígena a través de los sistemas normativos como la forma para elegir autoridades municipales, esto no se ha garantizado.