Reconocen preocupación por crisis laboral

Ya veníamos con algunos rezagos, las estadísticas sobre el desempleo, el sufrimiento y la desesperanza de quienes se encuentran sin trabajo son alarmantes, ahora el reto es abrir nuevas fuentes de trabajo dignas y estables cuyo salario sea realmente el adecuado para la subsistencia familiar, destaca la Iglesia católica en su comunicado semanal.

En representación del arzobispo Fabio Martínez Castilla, el documento de la Iglesia católica fue dado a conocer por Emmanuel Alí Calleja García, discípulo misionero de Jesús Buen Pastor.

Expuso que el mes de mayo se ha iniciado con la fiesta de San José Obrero, por lo que bajo su protección han puesto a todos los trabajadores y trabajadoras de nuestro estado de Chiapas.

En nuestro país como en el mundo entero, la pandemia de covid-19 ha abierto muchas heridas en el mundo del trabajo que ha puesto en crisis a millones de trabajadores, comentó.

También destacó que es un mes especial para valorar el don de la maternidad: “Mayo, mes de las madres, es un mes para valorar el don de la maternidad entendido no sólo desde el grandioso hecho de dar la vida a un nuevo ser, sino también la capacidad inconmensurable de desgastar la propia vida a favor de los hijos, en entrega y cuidado. Es un tiempo propicio para acercarnos a ellos con gratitud y afecto. Yo las encomiendo bajo la protección de María, nuestra madre celestial. Y dirijo mi pensamiento especialmente a las madres que han pasado a la otra vida y nos acompañan desde el cielo”.

De igual manera, expresó un reconocimiento a todas las mujeres que con su amor responsable y generoso han dado y cuidado el gran don de la vida, toda gratitud y oración por su ser de madre.

Destacó que el arzobispo Fabio Martínez pidió de manera muy particular rezar por la paz social en nuestro estado bajo el contexto de elecciones en que nos encontramos, para que podamos vivir este ejercicio de democracia y hagamos cumplir con conciencia nuestros derechos y deberes como ciudadanos.