Niños y niñas festejaron sobre el tablero

Con la entusiasta participación de 60 tableristas, procedentes de los municipios de Carranza, San Cristóbal de Las Casas, San Fernando, Suchiapa, Chiapa de Corzo y Tuxtla Gutiérrez, el Club de Ajedrez Infantil de Chiapas AC celebró su tradicional Torneo del Día del Niño.

En esta ocasión y como medida preventiva por el covid-19, los pequeños ajedrecistas se dividieron en grupos de un máximo de 12 participantes, con un ritmo de juego de cinco minutos por jugador y el uso obligatorio de cubrebocas en las instalaciones del club sede, al poniente-norte de esta ciudad capital.

José Carlos Morales Gómez, organizador del evento, resaltó que los niños y niñas tableristas se fueron presentando a jugar paulatinamente, divididos en diferentes horarios, a fin de evitar aglomeraciones al interior del Club de Ajedrez Infantil y así evitar que estuvieran reunidos por mucho tiempo en un mismo espacio.

En este sentido, precisó que la mayoría de los participantes fueron del mismo Club de Ajedrez Infantil, así como del Club Reina Roja, Club Peón Dragón y el Club Carlos Torre; en tanto que los mejores tres jugadores de cada grupo volverán a reunirse —posiblemente en una semana más— para una segunda fase del campeonato, a fin de obtener a un campeón.

“Los niños están muy entusiasmados, animados de seguir participando, y nosotros también con las ganas de seguir trabajando para que se vayan fogueando, sobre todo en la parte práctica del ajedrez”, destacó el organizador.

En este mismo tenor, Morales Gómez recordó que el ajedrez es una excelente alternativa para el sano desarrollo de los niños y jóvenes en la actual época de covid-19, a fin de mantenerlos ocupados de forma constructiva.

“El ajedrez es una muy buena oportunidad para distraer la mente de los niños, ya que muchas de las veces por estas mismas condiciones de estar encerrados ha mermado mucho en sus actitudes, se han distraído más en casa con dispositivos, juegos y de más y el ajedrez es una muy buena oportunidad para seguir trabajando la parte cognitiva en la mente de los niños”, concluyó.