Los príncipes William y Harry han llegado a un acuerdo en memoria de su mamá, Diana de Gales. Por primera vez en 25 años, el vestido que la “princesa del pueblo” llevó el día de su boda con el príncipe Carlos será exhibido en el palacio de Kensington como parte de una exhibición temporal.

De acuerdo con Hello!, el vestido de novia de Lady Di fue valuado en 151 mil libras esterlinas el año pasado (más de 4 millones de pesos mexicanos) y fue confeccionado por David y Elizabeth Emanuel.

Diana Spencer tenía 20 años cuando se casó con Carlos de Gales el 29 de julio de 1981 en la Catedral de San Pablo, e inmediatamente se convirtió en princesa. Todo el mundo recuerda este enlace nupcial como un verdadero cuento de hadas y se calcula que su transmisión fue vista por más de 750 millones de personas.

El diseño del vestido fue elegido por Diana y la tela que se usó fue tafetán de seda en color marfil, está decorado con bordados a mano, lentejuelas y 10 mil perlas que juntos formaron un corazón en el centro. También consta de 90 metros de tul y tiene bordada una herradura de caballo de oro de 18 quilates cubierta de diamantes como símbolo de buena suerte, la cual, fue un detalle sorpresa para Diana.

En cuanto al encaje que se usó, es de Carrickmacross, había pertenecido a la reina María de Teck y cubre con volantes tanto el cuello como las mangas de farol.