Lux Gallery apuesta por el arte en internet

Gabriel Pozo y Lucía Morales Mendoza están al frente del proyecto Lux Gallery, una galería virtual que nació precisamente para apostarle por el internet y romper las barreras que implica depender de un espacio físico.

Actualmente, cuando una gran parte de las actividades culturales ha migrado al internet, principalmente a las redes sociales, Lux Gallery parece haberse adelantado, al empezar a proyectar el arte por medio de las plataformas digitales.

Gabriel y Lucía no solo utilizan su galería virtual para dar a conocer las obras de los artistas que trabajan con ellos; también han realizado diversas colaboraciones con empresarios chiapanecos, lo que les ha permitido llevar a cabo exposiciones en plazas comerciales y cafeterías.

Un sitio habitual para sus actividades ha sido Plaza Crystal, donde en 2018 y 2019 realizaron una muestra en la que participaron creadores como Noé Amor, Ray Pérez, Eli Álvarez, Franz Javier, Juan Carlos Hidalgo, Édgar Megchún, Keny Pozo, Solrack, Daniel Sdack, Alberto Vera y Héctor Santiago.

También estuvieron presentando algunas obras en Café David y, hace no mucho, hicieron la rifa de una pintura de Gabriel Pozo desde ese mismo espacio.

En entrevista con Gabriel Pozo, artista visual, habló sobre la filosofía de este proyecto que encabeza al lado de Lucía, así como de sus procesos creativos y sus características como creador.

¿Cómo fue que Lux Gallery comenzó a trabajar de la mano con otras empresas como Café David?

La filosofía de nuestra galería es fomentar el arte y la cultura de nuestro estado a todos los niveles, y una forma de hacerlo, para superar los diferentes obstáculos de difusión, es hacer alianzas estratégicas con empresarios y algunos funcionarios. En el caso de Café David, empezó cuando adquirieron una de nuestras obras. También coincidimos en nuestro gusto por el café y el arte.

Ahora que muchas de las actividades han migrado a las plataformas digitales, ¿ha crecido o disminuido el flujo de visitantes para Lux Gallery?

Pues en ese caso siempre pensamos que nuestra galería fuera enfocada a las plataformas digitales, rompiendo la idea clásica de cualquier otra galería que es estática. La galería tiene como objetivo ser un espacio que pueda migrar de lo digital a lo físico; es decir, que también podamos hacer exposiciones físicas en diferentes espacios públicos.

¿La galería planea alguna exposición para los próximos meses?

Sí, tenemos varios proyectos como artistas, también como galería, ya que en diciembre planeamos la exposición anual en Plaza Crystal, y vamos hacer un dúo artístico con un fotógrafo súper talentoso.

¿Cómo es tu forma de trabajo actualmente? ¿Cambió con la llegada de la pandemia?

Pues no cambia mucho. De hecho, siempre hemos trabajado desde el taller. Hubo un momento en que se dificultó encontrar material para tener soportes o pigmento, pero tocó improvisar y reciclar diferentes materiales para poder satisfacer la parte creativa. Creo que, para muchos artistas, la pandemia implicó poder ajustarse a otras formas de vender las obras.

Cuéntanos sobre tus procesos creativos. ¿Cómo llega la inspiración para crear?

Siempre sueño o imagino lo que quiero crear. Pueden pasar días o semanas en mi mente y lo visualizo. Luego busco referencias que se acomoden a lo que imagino y pido a amigas que posen de cierta forma para hacer lo que quiero, luego pinto el lienzo. Pongo música y creo fondos, muchas veces abstractos, que a simple vista se ven geniales. De hecho, muchos me han pedido que las deje así, sin añadir más, pero es un paso más para realizar la obra. Ahora mismo estoy trabajando en tres proyectos y otras temáticas diversas.