Prepara Gobierno Federal embate en contra de empresas gaseras de LP y comisionistas.

Revisará los permisos de importación vigentes y los permisos de operación de los grandes consorcios gaseros como Gas Nieto, Zeta Gas, Tomza, Gas Uribe, Gas Chapultepec, entre otros, que concentran 266 permisos y que tiene una capacidad de comercialización, transporte y almacenamiento de 352 millones 700 mil litros.

En la mira del gobierno están importadores como Petrolíferos Enerpres, Truper, Comercial de Herramientas, Movenergy, Damigas, Almacenador de Gas Windstar, Super Gas de Ciudad Juárez, Compañía Importadora de Gas y Petróleo del Golfo, Compañía Importadora de Gas y Petróleo de Juárez, Compañía Importadora de Gas y Petróleo de Tijuana, Intersim, entre otros, que actualmente son responsables de siete de cada 10 litros que ingresan del exterior, principalmente de los mercados de Estados Unidos y Canadá.

Pemex participa con el 30 % de las compras externas, según datos de la propia Secretaría de Energía.

El objetivo del Gobierno Federal es devolver a la petrolera el control del 51 % del mercado de gas LP, aunque en este momento Pemex -la única productora de este combustible- produce 92 mil barriles diarios, cuando la demanda que tiene la empresa petrolera estatal es de 146.6 mil barriles diarios, lo que arroja un déficit de 54.6 mil barriles diarios.