La Comisión de Gobernación del Senado consideró, por mayoría, que las solicitudes de desaparición de poderes en Tamaulipas, Guanajuato y Veracruz son improcedentes, ya que no cumplen con los requisitos que marca el artículo 76 constitucional, por lo que el asunto queda archivado y debidamente discutido.

El dictamen señala que, una vez examinado y valorado jurídicamente las solicitudes, se concluye que los hechos que se exponen en estas son improcedentes porque no actualizan las hipótesis normativas que determinen que se ha configurado la desaparición de los tres poderes en esas entidades.

“Con absoluto apego al respeto del pacto federal y la salvaguarda de la autonomía de las entidades en los asuntos inherentes a su vida interior, se determina la improcedencia de las solicitudes y la petición para declarar que se ha configurado la desaparición de poderes y que llegado el caso de nombrar un gobernador provisional a que se refiere la fracción V del Artículo 76 de la Constitución, en los estados de Guanajuato, Tamaulipas y Veracruz de Ignacio de la Llave”, se lee en el documento.

El texto que será turnado al pleno para su discusión y aprobación; señala que en el caso de Guanajuato y Tamaulipas no procedió la solicitud debido a que el tema de seguridad y la presencia y actuación de grupos de la delincuencia organizada no es un tema que implique la aplicación de la hipótesis prevista en el artículo 76 constitucional.

Además de que la seguridad pública es una materia de competencia entre los tres órdenes de gobierno, es decir, a las autoridades municipales, estatales y federales, tal como lo prevé el artículo 21 constitucional.

En cuanto a Veracruz, la Comisión de Gobernación reconoce que si bien hay un presunto conflicto entre el Poder Legislativo local (Diputación Permanente) y el órgano constitucional autónomo (Fiscalía General del Estado) por el nombramiento del nuevo titular, el hecho no entra en los supuestos normativos que marca el artículo 76.