En mi gobierno “nunca jamás” habrá montajes

El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que en su gobierno jamás se llevarán prácticas de montajes como el que realizó Genaro García Luna, extitular de la Agencia Federal de Investigación (AFI), de la supuesta captura de la ciudadana francesa Florence Cassez o en el caso de la desaparición y muerte de la niña Paulette Gebara Farah.

En conferencia de prensa, el titular del Ejecutivo federal acusó que durante el periodo neoliberal se presentaban estos casos de montaje porque existía, aseguró, una asociación estrecha y “hasta delictuosa” entre el poder político y los medios de comunicación.

En Palacio Nacional y como lo había adelantado el presidente, se difundió la grabación del momento en que fue detenida Florence Cassez y su ex pareja Israel Vallarta, quien permanece en cárcel acusado por otros dos casos de secuestro.

“Se dejaba en estado de indefensión al pueblo, se podía manipular con absoluta libertad; ya se está viviendo un nuevo tiempo, ya son distintas las relaciones que se dan con los medios, de mucho respeto, se garantizan las libertades, no hay censura, no hay represión, no se persigue a opositores, pero ya no se da esta relación perversa; esto que vimos, pues, es una vinculación estrecha con el poder: un medio de comunicación y el señor García Luna, que después llega a ser secretario de Seguridad y ahora está detenido y encarcelado por vínculos de la delincuencia organizada.

“El otro caso de la niña Paulette, lo mismo. Es poder político y medios de comunicación. Nosotros nunca jamás vamos a llevar a cabo estas prácticas, jamás”, agregó.

Tras “fraude” de 2006, 13% de mexicanos querían tomar las armas

En otro tema, López Obrador aseguró que tras las elecciones presidenciales de 2006 -en las cuales ha sostenido que hubo fraude electoral –una encuesta arrojó que el 13% de los mexicanos estaba a favor de tomar las armas.

Señaló que para evitar que hubiera violencia y contener a la gente que “estaba indignada por el fraude”, se decidió realiza un plantón en el centro de la Ciudad de México, porque se pensó que si se hubiera tomado Palacio Nacional “habrá muertos”.

“Tuvimos que hacer un plantón porque no queríamos la violencia, y la única forma de contener a la gente, que estaba indignada por el fraude, en ese entonces el señor Mitofsky hizo una encuesta y estaban por tomar las armas, porque tomáramos las armas como un 13% de la población en general.

“Como estaban los ánimos, entonces lo que pensamos, es vamos a hacer algo fuerte, muy radical, pero al mismo tiempo sin movernos, porque si tomamos aeropuertos, si tomamos carreteras, si tomamos Palacio, habrá muertos, violencia; entonces, decidimos hacer lo que se llevó a cabo en ese entonces, no se rompió un vidrio, nadie perdió la vida y nos robaron la Presidencia”, narró.

AMLO conversa con Harris, vicepresidenta de EU, sobre migración

Por la mañana, el presidente conversó telefónicamente con Kamala Harris, vicepresidenta de Estados Unidos, y aseguró que existe disposición del gobierno mexicano de sumar voluntades en el combate al tráfico de personas y protección de los derechos humanos de los migrantes, sobre todo, indicó, de menores.

Trabajadores de salud han arriesgado sus vidas por salvar otras

Por último, aseguró que los trabajadores de la salud, tanto del sector público como privado, han salido a dar la cara en la actual pandemia del covid-19 ofreciendo todo, incluso, señaló, arriesgado sus propias vidas por salvar otras.