Al explicar la iniciativa de reforma constitucional en materia eléctrica del presidente Andrés Manuel López Obrador, Rocío Nahle, titular de la Secretaría de Energía (Sener), afirmó que no busca nacionalizar empresas que actualmente participan en el mercado eléctrico, “ni nada, ni un tornillo, ni una tuerca”.

En conferencia de prensa matutina, la secretaria afirmó que con la iniciativa se busca que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) cuente con el despacho de la electricidad, con lo que podrá vender electricidad producida y obtener mayores ingresos, garantizando energía eléctrica a un precio bajo a los 46.2 millones de usuarios.

Postura

“Los privados van a estar en el mercado en el 46 % y no se les va a nacionalizar nada, ni un tornillo, ni una tuerca”, dijo la titular.

“El Estado preservará la seguridad y autosuficiencia energética de la nación y el abastecimiento continuo de energía eléctrica a toda la población, como condición indispensable para garantizar la seguridad nacional y el derecho humano a la vida digna. La electricidad es un suministro básico, quien no lo tiene, genera pobreza social, por eso está considerada como seguridad nacional y derecho humano”, aseveró.