Ante la emergencia global por la pandemia del coronavirus, la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA) envió una carta a López Obrador donde proponen una serie de apoyos a la industria automotriz.

Expusieron que ante la paralización de las actividades productivas, las empresas tendrán problemas de flujo para hacer frente a sus compromisos como pagos de impuestos, nóminas, créditos y proveedores.

Y aunque la afectación será temporal para las empresas que se encuentren financieramente sanas, estructuralmente sólidas y bien administradas, no es el caso de las micro y pequeñas empresas estructuralmente débiles.

Los más de dos mil distribuidores en el país propusieron realizar una mesa de urgencia con el presidente y su gabinete económico para tratar la necesidad de la aplicación de políticas públicas, indicó Guillermo Rosales Zárate, director general adjunto de la AMDA.