El coordinador de Morena en la Cámara de Diputados, Ignacio Mier, junto con la diputada Juanita Guerra presentaron, a nombre de su bancada, una iniciativa para agilizar los procedimientos de extinción de dominio y la utilización social de los bienes confiscados a la delincuencia.

En su exposición de motivos, la propuesta sostiene que el crimen organizado representa una de las más importantes amenazas a la estabilidad de las instituciones democráticas y del Estado en sí, por lo que la realidad del país “demanda el gasto de recursos para su combate”.

En este sentido, la iniciativa de reforma el artículo 61 de la Ley de Instituciones de Crédito, proponiendo que los recursos de los bienes confiscados cuyo dominio haya sido declarado extinto mediante sentencia ejecutoriada después de la intervención del SAE, “se destinen en partes iguales a tres fondos: 1.- Para la reparación del daño causado a la víctima u ofendido de los delitos; 2.- A programas sociales; y 3.- Al fortalecimiento de la estrategia de la seguridad”.

Dichos recursos se obtendrán mediante la aplicación de los procedimientos de extinción de dominio, de los recursos decomisados y que obran en las bodegas y almacenes del Sistema de Administración y Enajenación de Bienes, además de los recursos abandonados en las instituciones de crédito.

En los artículos transitorios se faculta al Sistema Nacional de Seguridad Pública, a través de su Consejo Nacional, para instrumentar mecanismos de coordinación, convenios y acuerdos con las instituciones que conforman el sistema bancario.