Regreso a “nueva normalidad” en tres fases

Después de 51 días de la jornada de “Sana Distancia” y confinamiento, el Gobierno Federal presentó las medidas para regresar a lo que él llama la “nueva normalidad”, ante la epidemia por coronavirus que se vive en el país.

Ayer durante la conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador, se especificó que el regreso a la nueva normalidad tendrá tres etapas.

El plan para el regreso a la nueva normalidad comienza a partir del 1 de junio, donde permanecerán las medidas sanitarias, pero contempla la reapertura de actividades esenciales como la minería, la construcción y fabricación de equipo de transporte, por medio de un semáforo de determinará la apertura de actividades.

La secretaria de Economía, Graciela Ortiz, informó que el plan consiste en tres etapas: la primera, 18 de mayo, con la reapertura de 269 municipios “de la esperanza” en 15 estados, en donde no se registran casos de Covid-19 ni colindan con municipios con contagios.

La segunda etapa, de preparación, será del 18 al 31 de mayo, donde se decidió incluir como actividades esenciales la industria de la construcción, minería y fabricación de equipo de transporte.

Y la tercera, a partir del 1 de junio, donde las actividades sociales, educativas y económicas serán acorde a un semáforo de riesgos.

Márquez mencionó que como parte del plan se encuentra un “semáforo”, semejante al que se utiliza para el Hoy No Circula, que se implementará a fin de reactivar las actividades económicas, educativas y sociales. Por ejemplo, las clases serán reanudadas hasta que el semáforo se encuentre en verde.

Además, el gobierno dijo que serán 269 municipios, a los que denominó como “de la esperanza”, los que retomarán actividades primero.

Plan es voluntario: AMLO

Al respecto, el presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que el plan para regresar a la nueva normalidad es voluntario, por lo que si alguna entidad decide no acatarlo, no habrá controversias ni peleas, pues está permitido el disenso.

“Este plan es de aplicación voluntaria. Primero confiando en la responsabilidad de la gente y garantizado las libertades, la libertad para todo en lo más amplio posible, si hay una autoridad municipal o estatal que, de acuerdo a las características propias de cada región, de cada estado, decide que no habrá de acatar este plan, no habrá controversia, no vamos a pelearnos, no vamos a dividirnos, no vamos a apostar a la separación.

“Por eso es muy importante que se sepa que, aunque el plan ha sido consensado en lo general, también admite la discrepancia, el derecho a disentir”, dijo.

Desde Palacio Nacional, el mandatario afirmó que al igual que en la primera etapa contra la pandemia del coronavirus, su gobierno mantendrá la postura de no imponer nada, sin medidas coercitivas, sino confiar en la responsabilidad del pueblo de México.