Chiapas, equidad de gnero en el nuevo gobierno

Rutilio Escandón Cadenas es ganador por mayoría indiscutible de la elección para gobernador en Chiapas. Quienes fueron sus contrincantes, Fernando Castellanos Cal y Mayor, Roberto Albores Gleason, José Antonio Aguilar Bodegas y Jesús Alejo Orantes Ruiz, han reconocido su derrota en las urnas, el pasado 1 de julio.

Se ha repetido la misma situación observada a nivel nacional, con el triunfo de Andrés Manuel López Obrador, que antes de que el Instituto Nacional de Electores lo anunciara, lo aceptaron sin impugnación alguna José Antonio Meade Kuribreña, Ricardo Anaya Cortés y Jaime Heliodoro Rodríguez Calderón.

Estamos ante una consumación de hechos, en la que no hay vuelta atrás, por tratarse de una decisión de la voluntad popular nacional y chiapaneca, que este jueves 5 de julio quedaría, en el ámbito federal, confirmada por el INE, una vez que se contabilizó el 100 por ciento de los sufragios, de los cuales 30 millones 47 mil 700 (equivalentes al 53.17 por ciento del total), corresponden al tabasqueño  López Obrador, abanderado de la causa del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Partido del Trabajo (PT), y Encuentro Social (PES).

El queretano Anaya Cortés (PAN-PRD-MC), obtuvo 12 millones 582 mil 741 votos (22.26 por ciento); Meade Kuribreña, de la ciudad de México, nueve millones 484 mil 543 (16.42 por ciento), y el neolonés Rodríguez Calderón, dos millones 959 mil 448 (05.23 por ciento).

Al cierre del Programa de Resultados Preliminares Electorales (PREP), con un acumulado del 91.18 de las actas de escrutinio y computo, quedando pendiente el conteo de cuatro de los 123 municipios, por problemas en el proceso, Rutilio acumularía finalmente el 39.84 por ciento de las votaciones (697,072); Fernando, 21.87 por ciento (382,622); Roberto, 20.18 por ciento (353,114); José Antonio, 9.73 por ciento (170,286), y Jesús Alejo, 2.59 por ciento (45,441).

A diferencia de López Obrador, que ha empezado a limar asperezas con las organizaciones empresariales cúpula y hasta con el mismo Presidente Enrique Peña Nieto, en Chiapas, Escandón Cadenas no ha tenido esa preocupación, pues durante su campaña no se confrontó con nadie en ese sentido, por lo que su desarrollo como virtual mandatario de la entidad, se lleva a cabo sin contratiempo alguno.

La buena nueva para las mujeres, es la ratificación de la promesa de campaña de quien asumirá la el próximo 8 de diciembre, en el sentido de que la mitad de su Gabinete estará integrado por mujeres, para hacer realidad en el ejercicio de gobierno la igualdad de género, garantizando así los intereses de la población femenina en el estado, que va más allá del 50 por ciento del total de los habitantes de la entidad.

Y algo que será por demás novedoso, que el oriundo de Venustiano Carranza convocará como colaboradores, a gente de probada capacidad y moral, de diferentes municipios de Chiapas, como reconocimiento al esfuerzo y perseverancia de quienes de esta forma servirán mejor a su estado, garantizando los intereses de todos.

Compromiso que se subraya desde ahora, de conformar un gobierno abierto, honesto y plural, que haga viable desde el primer día del quehacer gubernamental del período 2018-2014, una situación más digna para los habitantes de toda las Regiones de la geografía estatal, mediante la construcción de un futuro lleno de prosperidad.

Pautas claras para que se entienda el nuevo estilo de gobierno, bajo la advertencia del ex presidente del Tribunal Superior de Justicia, de que en su Administración no habrá simulación, por lo que quienes participen en ella, habrán de cumplir con los requisitos necesarios y tener los méritos que se requieren para servir al pueblo.

Ratificando su convicción de combatir la corrupción desde su posición de jefe de Ejecutivo estatal, adelanta que “en esta administración tendremos gente preparada y honrada. Como gobernador pondré el ejemplo desde arriba”.

Breve conversación con el columnista, en la que comenta que la formación que recibió de sus padres, fue siempre encaminada a ser honesto, respetuoso, trabajador, disciplinado y perseverante, para vivir del sudor de su frente y no a costa de los demás.

Soy un ser humano producto de la cultura del esfuerzo, asevera y recuerda el año de su niñez en que fue enviado por sus padres a al Internado número 11 de Tapachula, durante un año, que le sirvió de mucho en su formación.

Con mucha emoción, Rutilio recuerda que durante un año, junto con sus compañeros que también provenían de familias de escasos recursos, le permitió forjar su temple, como alumno del nivel Primaria, al recibir una disciplina de tipo militar, que les obligaba a despertarse a la cinco de la mañana y estar listo para desayunar a las siete e iniciar sus clases a las ocho.

Fue un año muy duro para mí, al estar alejado de mis padres, pero me dio la oportunidad de entender que nada es fácil en la vida y que si uno quiere alcanzar metas, debe poner lo mejor de sí mismo para salir adelante, como lo hacen hoy muchos niños y jóvenes de familias pobres que quieren superarse y lograr una mejor calidad de vida.

He aprendido a lo largo de mi vida, que en la medida en que uno ponga lo mejor de sí mismo para avanzar y sortear dificultades, se podrá tener éxito, como hoy lo tengo al serme otorgada la oportunidad en cinco meses, de demostrar a mis conciudadanos que nos hemos preparado para servirles con la capacidad profesional y transparencia obligada que exigen.

Y una de las formas que seguramente encontrarán la mejor respuesta entre los diversos sectores de la sociedad estatal, será, asegura, el principio será la de compartir el compromiso de transformar a Chiapas, con toda la sociedad, al ser corresponsables de la tarea de gobierno, convirtiéndose en agentes activos del cambio que se pretende.

Escandón Cadenas está ya en la antesala de la cumbre del poder en la entidad, que más que nunca, es de gran importancia estratégica para México en su relación de diversa índole con los países centroamericanos, de Guatemala a Panamá, pasando por Honduras, El Salvador, Nicaragua y Costa Rica.

Afirma que no cometerá el error de involucrar a su familia en las tareas oficiales, pues su intención es precisamente la de evitar el nepotismo, así como terminar con la corrupción y la impunidad y establecer los mecanismos necesarios para generar austeridad en su mandato, de tal forma que los recursos públicos de inviertan de manera eficiente en paralelo con una rendición de cuentas efectiva.

Primera conferencia de prensa en Tuxtla Gutiérrez, este miércoles 4 de julio, prácticamente como gobernador electo, en la que expresa su certeza de que “vamos a trabajar de la mano de la gente, seremos un gobierno cercano, que escuche, conozca y resuelva de manera adecuada las problemáticas que impiden avanzar hacia el progreso y el desarrollo”.

Afirmación de que “Chiapas lo tiene todo, especialmente a gente buena y trabajadora que merece un mejor estado y lo vamos a lograr juntos”.

Visión de futuro en Rutilio, al pronosticar que el sexenio que le corresponde encabezar en la entidad, será sin duda uno de los más trascendentes, al contar con el apoyo de un Presidente, Andrés Manuel López Obrador, que tiene sus raíces bien puestas en el Sureste de la República, Región que conoce palmo a palmo, por ser de Tabasco.

Tiene especial afecto por Chiapas y su gente, al grado de que el rancho donde ha informado que pasará los días finales de su vida, conocido como “La Chingada”, se ubica en el municipio histórico y universal de Palenque.

Sin lugar a duda, dice con absoluta convicción, Chiapas recibirá un impulso que le permitirá acelerar el cambio que como candidato ofrecería a los electores durante las varias giras que realizó, en su calidad de aspirante a la Presidencia de la República.

Nos corresponderá como gobernador, asumir junto con todos los chiapanecos, asumir el reto de la transformación de nuestra realidad injustificada, al ser a pesar de su extraordinaria riqueza natural, uno de los tres más pobres de México.

Comienzo inmediato de la transición gubernamental allá en la capital del país, donde Andrés Manuel López Obrador se reuniría por la mañana del martes 3 de julio de manera cordial con el Presidente Enrique Peña Nieto, para conciliar diferentes y dar los primeros pasos a acuerdos que permitan a los que llegan y a los que se van, un cambio de Administración pacífica.

Y contrario a lo que se esperaba, como resultado del nuevo lenguaje menos beligerante del Primer Mandatario electo, Peña Nieto se ha mostrado muy receptivo al mostrar su mejor disposición para que todo transcurra con normalidad, mientras en la Bolsa Mexicana de Valores las actividades se desarrollan sin riesgo alguno de fuga de capitales, mientras la cotización de dólar retrocede a favor de nuestra moneda.

En lo concerniente a Chiapas, Rutilio Escandón Cadenas, ha entrado en contacto con el gobernador saliente Manuel Velasco Coello, quien también se ha comprometido a cooperar con su sucesor y equipo de transición, para que el inicio de la nueva Administración se lleve a cabo sin ningún contratiempo, en cada una de las dependencias gubernamentales.

La experiencia política, como funcionario y abogado, le han llevado a Escandón cadenas a hacer un llamado a aquellos municipios donde se han suscitado actos de violencia con saldo de varios muertos, por disputadas electorales, para que pronto se restablezca la normalidad y que dé comienzo el obligado diálogo para llegar a la reconciliación entre las partes, por encima de sus diferencias, en aras del interés común.

Paz social y entendimiento, sustentados en el restablecimiento del Estado de Derecho que permita la gobernabilidad afectada en algunos lugares de Chiapas, para mantener la sana convivencia entre los más de cinco millones de habitantes.

Bienvenido el cambio.

Premio Nacional

de Periodismo 1983 y 2013. Club de Periodistas de México.

Premio al Mérito Periodístico 2015 y 2017 del Senado de la República y de Comunicadores por la Unidad A.C.