Cobro de piso a transportistas en Huixtla y Mapastepec

“Aunque el cobro de piso que están sufriendo transportistas de algunos municipios de la entidad se denunció de manera formal ante las autoridades encargadas de la aplicación de la justicia, dicha problemática sigue afectando al gremio que recibe llamadas de extorsión desde diferentes cárceles”, puntualizó Mario Bustamante Grajales, secretario general del Sindicato de la Industria del Transporte en Chiapas “Alianza”.

Tienen conocimiento, dijo, que se abrieron carpetas de investigación y que algunas personas fueron detenidas por este delito, sin embargo, las amenazas telefónicas no han disminuido y dicha situación está alarmando al gremio que pide más agilidad en este proceso.

Si estas extorsiones no se frenan, opinó, se pueden expandir hacia otras regiones de la entidad; incluso, añadió Bustamante Grajales, se han reportado compañeros transportistas de Tuxtla Gutiérrez que también han recibido algunas amenazas.

“Sí es importante que la autoridad competente se aplique en ese terreno, sería injusto que con todo con lo que estamos viviendo en nuestro estado, se sume esta situación que genera inseguridad y la falta de inversión de los que vienen de fuera”, detalló.

El líder señaló que el cobro de piso a los transportistas se hizo visible durante 2021, meses después de las denuncias que se hicieron en los medios de comunicación y de manera formal en las instituciones, el tema se atendió. No obstante, hace unos días el gremio volvió a manifestar su preocupación, debido a que se están reactivando las extorsiones.

La modalidad que está siendo afectada en Mapastepec es la ruta de los taxis; en el caso de Tuxtla Gutiérrez, se presentó una situación en un transporte público en la modalidad de colectivo.

Además de que los transportistas reciben intentos de extorsión, algunos choferes fueron obligados a recibir teléfonos para que ahí les explicaran dónde tenían que depositar el dinero cada semana. Por esta situación el año pasado se presentaron dos asesinatos.

Bustamante Grajales refirió que sus compañeros de la Costa han expresado la preocupación en la Fiscalía y recibieron información que parte de las operaciones se hacen desde las cárceles. Si no hay una respuesta al tema, explicó, las consecuencias se podrían traducir en que las rutas paren y las personas también se verían afectadas.