Transportistas reclaman inclusión en obra pública

Debido a que las empresas que trabajan en las obras que se realizan en el libramiento Norte de Tuxtla Gutiérrez prefirieron contratar a unidas externas para realizar trabajos en el acarreo de materiales, un grupo de concesionarios en la modalidad de volteos tomaron la decisión de protestar, a fin de que las instituciones den prioridad a los transportistas locales y formales en el tema de la obra pública, puntualizó Mario Alberto Bustamante Mendoza, presidente de la Alianza del Estado de Chiapas.

Entrevistado sobre el tema, puntualizó que la manifestación pacífica se relaciona con la exigencia de un derecho a prestar el servicio, y aunque la organización que dirige siempre ha sido respetuosa, es fundamental que los camiones no vengan de otros municipios cuando en la zona se cuenta con los mismos vehículos para realizar estos trabajos.

“Exigimos respeto a nuestras concesiones, nosotros sí pagamos impuestos”, “Respeto a la ley, pedimos a los que ejecuten la obra pública en los tres órdenes de gobierno”, son algunas de las frases que fueron escritas en las lonas que se pusieron sobre los volteos.

Bustamante Mendoza comentó que por esta omisión están saliendo afectados 300 concesionarios, por eso, añadió, es fundamental que la autoridad otorgue la oportunidad de trabajo a quienes sí cumplen con la ley, de lo contrario, las consecuencias se van a traducir en molestias dentro del sector formal de los volteos.

Lo preocupante, remarcó el líder del sector, es que se está dejando a un lado en temas de obra pública a un gremio que cada año cumple con sus obligaciones fiscales y que, también, forma parte del sector productivo que se vio afectado en la parte económica por la pandemia.

Estas acciones, donde un grupo de unidades presta un servicio quitando un derecho a empresarios locales, remarcó, afecta el derecho que fue otorgado por el Estado para que los concesionarios presten el servicio.

Lamentablemente, remarcó, aunque existen precios que vienen establecidos desde la parte federal, algunas compañías ven muy cómodo pagar tarifas que son muy bajas y que no dejan beneficios sustanciales para el gremio.

“Como organización siempre hemos sido respetuosos, es una manifestación que nos corresponde por derecho, es pacífica, no bloqueamos ni nada” y obedece a que no han tenido eco en las exigencias de que sean contratados empresarios locales en el acarreo de materiales.