Cuatro grandes cambios para acceder a viviendas

Con el objetivo de que la población pueda acceder a la compra de una casa (nueva o existente), un terreno o mejorar el hogar, durante el mes de noviembre se pusieron en marcha cuatro estrategias que, además, incluyen la flexibilidad para el cumplimiento de los requisitos, resaltó Rocío Terán Cruz, delegada en Chiapas del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit).

El primer cambio es que se aumenta el monto del financiamiento, puesto que antes el máximo era de 2 millones 200 mil pesos y se ha elevado a 2 millones 407 mil pesos. Esa acción permite ampliar la cantidad para que las personas, con sus mil 80 puntos, adquieran un patrimonio de mayores dimensiones.

Otro de los ajustes que se hicieron es que se incrementó el plazo para acceder a un financiamiento, pasando de los 65 a los 70 años. La razón, porque el Infonavit notó que hay personas que llegan al retiro y continúan con la oportunidad de seguir laborando con todas las prestaciones que marca la ley.

Otro programa al que se le han hecho cambios para beneficio de la base trabajadora es el “Mejoravit”. En esta estrategia los plazos de pagos pasaron de 30 a 48 meses, lo que permitirá pagar menos de forma mensual.

Este financiamiento tiene la aportación del 5 % de la parte patronal, por lo que eso ayuda a que se termine de liquidar en un menor plazo. Y por este concepto una persona puede recibir hasta 125 mil pesos.

El dinero no solo se puede usar en la vivienda propia, también puede aplicar para el patrimonio de los abuelos, padres, hijas, hijos, sobrinas o cualquier otro familiar. Este programa se puede solicitar en más de una ocasión, aunque la persona debe esperar un bimestre después de haber pagado su último crédito.

El recurso se entrega, en un 80 %, a través de una tarjeta que se puede canjear en las tiendas que están dadas de alta para la compra de materiales. El 20 % restante se transfiere a la Clabe interbancaria que proporcione el trabajador, y con eso podrá pagar la mano de obra.

En el caso del “Crediterreno”, se puede acceder a un financiamiento de hasta un millón 900 mil pesos, cantidad que permitirá a la población hacerse de un patrimonio para que después se construya.

En esta estrategia también se flexibilizaron algunos requisitos. Al eliminarse la presentación de la constancia de retención de impuestos ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT), se podrá otorgar a personas de hasta 70 años, además se ampliaron los años para pagar, de entre 5 y 15 años.