Analizan avances en los derechos de las mujeres

El primer Congreso Feminista realizado el 13 de enero de 1916 en Mérida, Yucatán, derivó en cambios relevantes al Código Civil y a la Ley de Relaciones Familiares, promulgada por Venustiano Carranza el 9 de abril de 1917, lo que benefició en varios aspectos a las mujeres mexicanas.

Con esto se impulsó el concepto de igualdad jurídica de las mujeres, se permitió el divorcio absoluto, se abrió el espacio del trabajo a las mujeres en la administración pública y en la educación normal, para propiciar la educación superior.

Lo anterior se destacó durante la realización del foro “Avances y retrocesos en los Derechos de las Mujeres a 103 años del Primer Congreso Feminista”, en el que se analizó el papel que ha desarrollado la mujer en la vida social, política y cultural del estado.

Las panelistas hicieron énfasis en uno de los avances más importantes para las mujeres dentro del sistema político, que fue el derecho al voto que comenzó el 12 de febrero de 1947, con la publicación en el Diario Oficial de la Federación del Decreto de adición al artículo 115, para permitirles la participación como votantes y como candidatas.

Fue así que se estableció que en las elecciones municipales participaran las mujeres en igualdad de condición que los varones, con el derecho de votar y ser votadas.

Mencionaron que el politólogo Jesús Silva Herzog afirmó en 2016 que las mujeres yucatecas mostraron el espíritu progresista de izquierda que predominaba en los sectores revolucionarios de aquella entidad; Yucatán fue el estado más avanzado de la República en materia social.

Incluso que fue precisamente en ese estado donde fueron electas las primeras tres mujeres diputadas locales en nuestro país: Elvia Carrillo Puerto, Beatriz Peniche Barrera y Raquel Dzib Cícero.

La presidenta de la Mesa Directiva del Congreso, Rosa Elizabeth Bonilla Hidalgo, comentó que este tipo de foros demuestra la unidad de muchas mujeres que han forjado el cambio que ahora vivimos, “y muchas lo siguen haciendo y continuarán trabajando para sembrar las bases de un mejor futuro”.

La legisladora pidió a las mujeres que se unan para luchar por la igualdad, por la paridad, una lucha que no debe terminar jamás.

Por otra parte, la diputada Adriana Bustamante Castellanos mencionó que más allá de un contexto histórico, el reto es seguir adelante sumando esfuerzos y consolidando acciones que permitan que se dé la valorización y visualización de las mujeres mexicanas y en particular de las chiapanecas.

Este evento fue organizado por la Secretaría para Igualdad de las Mujeres de Tuxtla Gutiérrez, en coordinación con la Comisión de Equidad de Género del Ayuntamiento y el Congreso del Estado. Participaron colectivos, defensoras y promotoras de los derechos de la mujer en la entidad.