Podrían declarar emergencia en 38 municipios

En reunión extraordinaria del Comité Estatal del Manejo Integral del Fuego, en la que participaron autoridades federales, estatales y municipales, expresaron que ya se pidió al Consejo Nacional de Protección Civil se declare a 38 municipios de Chiapas en emergencia por los incendios forestales.

Acacoyagua, San Juan Chamula, Mapastepec y Mazapa de Madero, son los primeros cuatro municipios que fueron corroborados por la Comisión Nacional Forestal (Conafor), para declararlas zona de desastre. Sin embargo, 34 municipios entraron en etapa de reconsideración, al ser respondidos de forma negativa en su primer envío a la federación.

Luis Manuel García Moreno, secretario de Protección Civil Estatal, informó que este año es tan atípico, que no se debe comparar con el año pasado, sino con 1998, donde fueron consumidas más de 224 mil 761 hectáreas a nivel nacional, considerado uno de los años más catastróficos en 20 años.

Letra muerta

Se reunió el Grupo Técnico Operativo, integrado por la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), Secretaría de Medio Ambiente e Historia Natural (Semahn), Secretaría de Protección Civil (PC Estatal), junto a integrantes de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), Fiscalía General del Estado y 21 presidentes municipales.

Garcia Moreno puntualizó que dicha reunión se dio para redoblar la estrategia contra los incendios, trabajo de prevención y combate tanto forestales como de pastizales y fomentar la participación ciudadana.

El secretario puntualizó que el mayor problema es la falta de la implementación de la norma 015-Semarnat-Sagarpa, la cual es letra muerta, debido a que los municipios no exigen les sea reportados las quemas agrícolas. Además, exteriorizó que por parte de su secretaría fueron entregados cuatro denuncias más, por su parte, el Ayuntamiento de Tuxtla Gutiérrez reportó tres arrestos por provocar incendios.

Dinero

Chiapas es la única entidad con un Fondo Municipal de Protección Civil, que junto con los ayuntamientos suma un aproximado de 184 millones de pesos, que se destinan para prevención y reacción. Ante el reclamo de los presidentes asistentes por la falta de recursos, García Moreno garantizó que al sesionar el consejo municipal, validarán y pedirán recursos, los cuales les serán entregados.

También, cuenta con el Fondo para la Gestión Integral de Desastres de 371 millones de pesos presupuestos a lo largo del año, en la que actualmente ya se cuenta con 10 mdp.

Por si fuera poco, García Moreno detalló que la petición de declaratoria de emergencia para los 34 municipio otorgaría no sólo recursos económicos sino también materiales para enfrentar esta temporada de estiaje.

En la suma de los tres niveles de gobierno, el secretario informó que existen 36 millones de pesos, al día de hoy, para enfrentar incendios en el estado.

Petición

Valeria Madrigal Sánchez, encargada de la Gerencia Estatal de la Conafor, explicó que se ha apoyado al gobierno del estado para analizar la situación de emergencia frente a los incendios forestales.

Cabe mencionar que del 12 al 18 de abril, fechas donde se realizó la petición formal de la declaratoria de emergencia para Mapastepec, Acacoyagua, Chamula y Mazapa de Madero, no se presentaron incendios, pero se mantienen como municipios símbolo para la estadística de desastre que se tiene con el incorrecto manejo del fuego.

A su vez, Madrigal Sánchez, puntualizó que destinarán más de 218 mil pesos para la integración de los brigadas de prevención y participación en 10 municipios del estado.

En una suma de incendios, la superficie afectada que se tiene en Chiapas se encuentra en 13 mil 448 hectáreas, casi el doble al mismo tiempo del año pasado, cuando se documentó siete mil 753.

La delegada expresó que elementos técnicos de Campeche y apoyarán con 20 personas técnicas en estas brigadas.

Clima adverso

Autoridades ambientales aseguran que las afectaciones por los incendios, se agudizaron con la entrada del frente frío número 52, que trajo consigo vientos de 100 kilómetros por hora, que en dos días consumieron más de dos mil 600 hectáreas de pastizales.

Finalmente, indicaron que los comisariados ejidales se encuentran preocupados, ya que la gente no quiere denunciar y tienen miedo a represalias.