Reparten agua potable a damnificados

El director del Organismo de Cuenca Frontera Sur de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), Felipe Irineo Pérez, destacó que hasta el fin de semana se han entregado un millón 220 mil litros de agua potable a las familias afectadas por las intensas lluvias que se suscitaron por la tormenta tropical Karl en la región Norte.

También dijo que se han desazolvado dos mil 700 metros lineales de drenaje y sostuvo que se trata de un tema urgente que atienden la salud pública de los damnificados, pues, sin agua potable, aumentan los casos de parasitosis, y sin drenaje, incrementan los problemas intestinales.

Tras el paso de Karl, expuso que la Comisión acudió inmediatamente al auxilio, donde se percataron de que Pichucalco fue el municipio más afectado de los siete municipios que sufrieron las inclemencias del pasado fenómeno meteorológico.

“Prácticamente afectó a media ciudad y sus instalaciones de servicio, afectando principalmente el servicio de agua potable y drenaje”, compartió.

Para apoyarlos se enviaron, de Tabasco y Chiapas, equipos de auxilio, “tenemos cuatro pipas repartiendo agua a la comunidad, porque el sistema de captación de agua —donde se toma el agua para surtir al pueblo— sufrió una severa afectación, la cual estamos por reparar”.

Explicó que también se mandaron dos plantas potabilizadoras y, además, “como el drenaje fue afectado, también se enviaron dos equipos de desazolve, uno de Chiapas y otro en Tabasco”.

Irineo Pérez manifestó que actualmente se está haciendo el análisis de las afectaciones con la finalidad de que se declare como zona de desastre y se obtengan los recursos federales para brindar las reparaciones de los servicios que están afectando a la población.

Es de destacar que en Pichucalco, de acuerdo con Protección Civil, más de 660 comercios y dos mercados públicos resultaron con pérdidas, así como afectaciones en 16 puentes entre peatonales y vehiculares, dos carreteras, seis caminos rurales y nueve vías urbanas.