Denuncian líderes retención de pagos

Líderes para la educación comunitaria del Consejo Nacional de Fomento Educativo (Conafe), encargados de llevar la educación a las comunidades rurales de Chiapas durante el periodo escolar 2019-2020, denunciaron que no han recibido su pago correspondiente al mes de julio del presente año.

Los denunciantes, que solicitaron reservar sus generales por temor a que sus pagos sean retenidos más tiempo, aseguraron que no han sido atendidos personalmente por la coordinadora estatal, Carolina González Corzo, a pesar de que la cantidad que se adeuda asciende a un aproximado de 14 millones 213 mil 400 pesos.

Concepto de capacitación

Afirmaron que también están retenidos los pagos con los promotores de nuevo ingreso, quienes deben recibir por concepto de capacitación la cantidad aproximada de dos mil pesos por persona, y únicamente le han otorgado 190 pesos a cada líder comunitario.

Tomando en cuenta que a este nuevo ciclo se incorporaron a siete mil 166 líderes comunitarios en el estado, se estima que son más de 13 millones de pesos de adeudo.

Argumentan que los recursos ya fueron depositados por parte de la coordinación nacional del Conafe a las autoridades estatales, ya que estaban sabedores de que en esta ocasión el curso se realizaría en línea a causa de la contingencia sanitaria por la pandemia.

En ese tenor, dijeron que el argumento por el cual la coordinadora estatal no ha brindado el recurso completo al nuevo personal, es que afirma que esta capacitación se está llevando a cabo en línea y debido a ello no están gastando en transporte.

Sin embargo, no toma en cuenta que la mayoría de estas personas radica en comunidades rurales, donde no tienen la solvencia económica ni las condiciones geográficas para tener acceso a internet, deben trasladarse en transporte público al pueblo más cercano para pagar hasta cinco horas de servicio en un ciber para recibir el curso virtual.

Sumando ambas cantidades resulta un aproximado de más de 27 millones de pesos, cantidad que González Corzo está reteniendo, demostrando poca transparencia al no aclarar en qué se ha ocupado ese monto que no fue dado a los trabajadores del ciclo escolar pasado y a los de nuevo ingreso, y que ya fue depositado por la parte nacional.

Los denunciantes comentaron que al parecer no hay forma que el personal que culminó sus servicios educativos en el mes de julio, pueda reclamar su último pago debido a que su contrato ha culminado.

Lamentaron que quienes se incorporan en este nuevo ciclo no puedan defender sus derechos por temor a represalias, o bien, porque aún no tienen el conocimiento acerca de los ingresos económicos a los cuales ellos son acreedores, ya que su interés primordial es brindar la enseñanza para después de un año poder obtener una beca de 30 meses para poder culminar sus estudios.

“Es triste y decepcionante que esta funcionaria se esté aprovechando de estas situaciones, abusando de su cargo y autoridad.

Por eso una de las alternativas que se ha tomado es recurrir a los medios de comunicación para solicitar su apoyo difundiendo esta injusticia y abuso de poder”, finalizaron.