Desarrollan plataforma para impartir clases virtuales

Por las precauciones que se están tomando en el sector educativo por la pandemia del Covid-19 como es el sistema de clases en línea, la Escuela Secundaria del Estado (ESE) Turno Matutino en Tuxtla ha desarrollado una plataforma digital para impartir clases con gran éxito desde el pasado mes de septiembre.

Ante la postura del magisterio, la cual ha sido dividida en cuanto al retorno a clases presenciales en la entidad, está el caso de esta escuela que desarrolló la herramienta con la que además de impartir clases realizan evaluaciones, y además el director puede revisar directamente todas las actividades.

Gustavo Zebadúa Salinas, director de la institución, dio a conocer que ante el llamado hecho por el presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador, sobre un retorno a clases presenciales, esto representaría un riesgo al menos en la ciudad de Tuxtla Gutiérrez.

Sobre las clases que llevan a cabo, informó que mediante la plataforma Meet se crearon los grupos y las materias, logrando trabajar hasta el momento sin ningún inconveniente, además de ser más fácil que en otra modalidad no presencial.

Recordó que también el desarrollo de esta herramienta fue pensada para que los 900 alumnos que tiene la institución no perdieran clases, pero también para no ser expuestos en el panorama que se está viviendo con un repunte de casos de Covid-19.

Rodolfo Díaz, el ingeniero y coordinador académico encargado de la configuración de esta plataforma, explicó que Meet es una herramienta de Google, la cual fue adecuada de acuerdo a las necesidades de la escuela.

Agregó que a los alumnos, a los maestros, incluso a los padres de familia se les brinda una cuenta de acceso para que se pueda trabajar como un salón de clases presenciales.

Comentó que la gran mayoría de las escuelas está trabajando las clases en línea de manera separada, lo que vuelve las actividades mucho más difícil, además de que el director y el subdirector no podrían supervisar los avances.

Es por ello que a través de videoconferencias en el salón de clases, se enseña y se deja la retroalimentación requerida, se califican los trabajos, se dejan las tareas, se programan las actividades.

“Todo ello es por su seguridad, además de que al tener accesos individuales únicamente ingresan los alumnos en los horarios y materias establecidas”, destacó.

Hasta estos momentos los 900 alumnos, los 42 maestros, los directivos así como el personal de servicios administrativos no han tenido problemas para trabajar en esta modalidad.

Mientras que el porcentaje de alumnos que no puede ingresar es el mínimo, un dos por ciento, pero también se ha logrado corregir, generando una participación activa de maestros, alumnos, padres de familia y directivos en esta nueva modalidad de proceso educativo.