Exigen evaluación de zonas arqueológicas por Tren Maya

La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) a través del documento “Semarnat no deja de innovar, pero sin resultados”, cuestionó el nulo trabajo que han hecho las autoridades ambientales para revisar mil 288 sitios arqueológicos que se ubican muy cerca de la construcción del Tren Maya, proyecto que iniciará desde Palenque.

De acuerdo con la organización empresarial, también existen 10 áreas naturales que serán impactadas con una de las estrategias más importantes que ha marcado la misma Federación; se enfatiza que las consecuencias mayores se están dando sobre las “reservas de la Biósfera de Sian Ka´an, Petenes y Calakmul”.

“Se perciben huellas de desinterés. El Comité Consultivo Nacional de Normalización de Medio Ambiente y Recursos Naturales, encargado de la elaboración de las Normas Oficiales Mexicanas y de la promoción de su cumplimiento, y el Comité Técnico de Normalización Nacional de Medio Ambiente y Recursos Naturales, ambos órganos especializados de la Semarnat, no han sesionado, ni convocado a grupos de trabajo para definir si habrá cambios.

No se ha convocado a todos los sectores involucrados para analizar los temas técnicos más importantes de cuidado y protección al medio ambiente”, recordó el organismo.

No obstante, el pasado 6 de julio la delegación en Chiapas del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), informó que, por el momento, no existen investigaciones que comprueben que habrá daño a los vestigios arqueológicos que se encuentran en en este primer tramo, sin embargo, no quiere decir que en el futuro se puedan identificar riesgos para la entidad.

“La posición institucional, es que el INAH hará su trabajo con las atribuciones y responsabilidades que le confiere la ley y, tomando en cuenta, toda la experiencia del trabajo académico que anteceden a esas intervenciones”, aclaró el director de este organismo en Chiapas, Juan José Solórzano Marcial, en la edición del 6 de julio que le presentó Cuarto Poder.

En tanto, la Coparmex remarcó que la Semarnat sufrió un recorte presupuestal del 30 por ciento y dicha situación ha provocado que sus funciones no se estén desarrollando a plenitud, ello se traduce en la falta de atención a temas prioritarios y en un daño que califican de grave para el medio ambiente.

“Proyectos de gran envergadura como la refinería de Dos Bocas y el Tren Maya no cuentan con estudios de impacto ambientales. ¿Y la Semarnat? Recientemente se anunció la compra de dos mil millones de pesos de carbón para la Comisión Federal de Electricidad, lo que nos alejará de los compromisos a los que nuestro país se comprometió en los acuerdos de Kioto. ¿Y la Semarnat? El Tren Maya impactará 10 zonas naturales protegidas. ¿Y la Semarnat?”, cuestiona el sector empresarial.