Garantizan abasto de productos cárnicos

Juan Morales Sánchez, secretario del Mercado “Juan Sabines” de Tuxtla y tablajero, dio a conocer que hasta el momento el abasto de productos cárnicos para la capital chiapaneca, sobre todo de res, no está en riesgo a pesar de la contingencia ocasionada por el Covid-19.

En este sentido, dio a conocer que los mil 200 locatarios de este mercado se encuentran a la expectativa de lo que se dé a conocer por parte la Secretaría de Salud, y en caso de ser necesario cerrarían los pequeños comerciantes, sin embargo, tienen la capacidad para proveer a la población.

Agregó que en lo que respecta a los proveedores de carne que son Chiapanecos y de estados del norte del país, están conscientes de la situación y tienen producto suficiente para soportar hasta un mes o más tiempo de la cuarentena sin que la carne comience a escasear.

Agregó que los productos cárnicos son nobles en el sentido de que aguantan un tiempo considerable congelados.

Destacó además que a pesar de que los precios de algunos productos básicos se elevaron de manera considerable, en la carnes de res, puerco, pollo y pescado, no ha ocurrido y en el resto del año se pretende mantener los mismos precios para apoyar la economía de la sociedad en el panorama actual.

Recordó que el precio del kilogramo de la carne de res oscila entre los 100 y 140 pesos en las carnicerías de los mercados locales.

Recalcó que entre los mismos locatarios existe el acuerdo de no elevar los costos de los productos durante el tiempo que tarde esta contingencia.

Exhortó a la población a no dejarse llevar por rumores, como el que circuló en redes sociales acerca de que las carreteras del país están siendo bloqueadas y no se permite el paso de suministros.

Hasta el momento no existe desabasto en los 12 mercados de la capital chiapaneca. Las frutas, verduras y los demás productos se venden con normalidad.

En este panorama hizo un atento llamado a la población para que consuman en estos centros de abastos, ya que más de diez mil familias dependen de estos ingresos diarios, además de que hasta el momento no existe algún programa o apoyo por la crisis que enfrentan desde hace años los pequeños locatarios y se agudiza con la pandemia del Covid-19.